Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Entrenos / Junio

Intranet EntrenosIntranet Entrenos / NoticiasNoticias 2022Noticias Entrenos / JunioLa presencialidad es clave para mitigar los efectos de la pandemia en el aprendizaj​e
16/06/2022

​Actualidad eafitense​​​

La presencialidad es clave para mitigar los efectos de la pandemia en el aprendizaj​epresencialidad.jpg

Esta primera entrega del documento Efectos de la pandemia en el desarrollo de los estudiantes, se centra en los impactos en el aprendizaje y la adaptación a los escenarios remotos. Más adelante se compartirán otros hallazgos.

• Así lo evidencia el documento Efectos de la pandemia en el desarrollo de los estudiantes, elaborado por la Vicerrectoría de Aprendizaje, la Dirección de Desarrollo Académico y el Centro para la Excelencia en el Aprendizaje (EXA), y que hace un recorrido por los impactos del confinamiento en los procesos de aprendizaje, la salud mental y todo lo que tiene que ver con la adaptación de lo presencial a lo remoto.

• Se trata de un escenario que la Universidad revisó y priorizó para tomar la decisión institucional del regreso a la presencialidad, desde enero de 2022, buscando fortalecer los procesos de aprendizaje en los que participan estudiantes y profesores, y que ahora los eafitenses pueden consultar.


¿Recordamos ese mes de marzo de 2020? De un día para otro nuestra cotidianidad en EAFIT se vio radicalmente transformada. Pasamos de los cafés en “Las hermosas” a las reuniones por Teams, de las aulas de clase a las sesiones virtuales, o de los experimentos en los laboratorios a los tutoriales de Youtube, y así con muchas otras cosas.

Para enfrentar estas situaciones sumamos los esfuerzos necesarios para darle continuidad a la vida universitaria: asistir a las clases, adaptarnos a las herramientas tecnológicas, seguir con las dinámicas investigativas, apoyar todos los procesos administrativos y tratar mitigar los efectos que la pandemia traería a la sociedad y a la educación.

Hoy es importante sentarnos a evaluar cómo nos ha cambiado esta contingencia y saber cuáles son esos impactos que nos ha dejado.  Es ahí donde entra el Centro para la Excelencia en el Aprendizaje EXA, con el documentoEfectos de la pandemia en el Desarrollo de los Estudiantes,  que ya se encuentra disponible para la consulta de los eafitenses, y en el que se hace una revisión detallada de investigaciones en estos temas, realizadas entre los años 2020 y 2022 por parte de organismos internacionales como el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

“Lo que quisimos con esta revisión fue evidenciar el panorama mundial y regional de los efectos de la pandemia, que nos sirviera como reflexión para varios aspectos: tener en cuenta con nuestros estudiantes de los primeros semestres, saber cuáles eran esos elementos en los que más debíamos centrar nuestra atención y confirmar la importancia de regresar a la presencialidad”, puntualiza Patricia Toro Pérez, jefa del Centro EXA.

¿Y qué encontramos? ​​​

Según los datos arrojados por el Icfes, en las últimas pruebas Saber 11, se ha registrado un descenso de dos puntos porcentuales en el promedio del puntaje global histórico de los años en comparación con los años 2020 y 2021. Y, si bien dicha entidad reconoce que esta disminución ya venía presentándose desde 2016, la pandemia fue uno de los mayores aceleradores para los resultados de las últimas mediciones. Hoy, algunos de esos estudiantes de 2020 y 2021 se encuentran cursando sus pregrados en EAFIT.

María Rocío Arango Restrepo, profesora del Departamento de Humanidades, señala que en su día a día se ha encontrado con elementos que coinciden con estos hallazgos. La eafitense menciona que el regresar implicó, por ejemplo, encontrarse con estudiantes a los que les era más difícil concentrarse. “Ellos venían de entornos donde tenían muchos distractores mientras estaban en clases, como el celular, las redes sociales o las realidades de sus casas, y les costó volver al aula, tener consciencia plena de donde estaban”.

También afirma que otras dificultades estaban en elementos como la capacidad de seguir discursos, la poca tolerancia a la frustración o la hipersensibilidad frente a la evaluación. “La transición a la virtualidad fue tan repentina que tuvimos que hacer muchas concesiones, estirar tiempos de evaluación, ser más flexibles. Eso generó un relajamiento que ahora que hemos regresado les ha pegado muy duro a los estudiantes”.

Por eso, para María Rocío, la importancia de 2022-1 está en el hecho de que es un semestre de transición, de acomodación y de identificación de estos y otros impactos que, además de los estudiantes, también afectaron a los profesores.

“En la virtualidad los docentes nos enfrentamos a esos silencios largos, a las cámaras apagadas, a la incertidumbre de saber si los estudiantes estaban ahí o no, si nos escuchaban o no. Y ahora en la presencialidad tenemos un reto recuperando esa capacidad de interacción”, dice la profesora.

Por su parte, Patricia Toro señala que otro de los impactos d​e la pandemia fue que dificultó el encuentro entre pares. “Es decir, esos cafés, esos encuentros casuales para compartir ideas o planear proyectos, el trabajo desde lo colectivo, que son dinámicas propias de la U”.

Una opinión a la que se suma María Rocío al afirmar que la pandemia requirió de un nivel extremo de planeación de las circunstancias, cuando la academia se nutre también de lo impredecibles que son las dinámicas presenciales.

Finalmente, ambas eafitenses coinciden en que el documento Efectos de la pandemia en el Desarrollo de los Estudiantes confirma por qué era importante regresar a la presencialidad para evitar el avance de estos y otros impactos. 

“Nosotros no formamos en el hacer con ejercicios y repeticiones, sino que formamos profesionales integrales con capacidades de interacción, y eso solo se logra en la presencialidad”, concluye María Rocío.




Algunos impactos en el aprendizaje

Las pruebas diagnósticas, realizadas en la Universidad en 2022-1, coinciden con las investigaciones antes mencionadas, en los siguientes aspectos:

  • En las competencias de matemáticas el porcentaje de estudiantes que obtienen nota inferior a 3.0 viene aumentando semestre a semestre (2021-1 a 2022-1) en un 2%. Este promedio coincide con los datos del Ministerio de Educación que evidencian que hay un descenso porcentual de los resultados en esta competencia.
  • En las competencias de lectoescritura, el porcentaje de estudiantes que presentan la prueba y que clasifican en el curso de Análisis textual (nivel básico) viene en ascenso, lo que indica que pocos estudiantes poseen un nivel de lectura crítica de textos.
  • Las pruebas diagnósticas coinciden con los simulacros de Saber PRO realizados en EAFIT (2021-2), en los que se encontraron dificultades en todas las competencias que vinculaban procesos de argumentación e intención comunicativa.

Otros impactos en el aprendizaje se pueden consultar en este enlace.





Algunos efectos en la adaptación a las clases remotas

Para hacer frente a la pandemia, las instituciones educativas tuvieron que trasladar sus contenidos la virtualidad. Pero ese paso también generó retos, consecuencias e impactos, como los que se mencionan a continuación:

  • La revisión de la literatura muestra que las instituciones educativas no estaban preparadas metodológica, estructural y económicamente para hacer frente a las necesidades educativas de los estudiantes en pandemia. Este problema se logró evidenciar en tres aspectos: 1) Los profesores y los estudiantes no contaban con la alfabetización suficiente en competencias digitales. 2) Las regiones más vulnerables no cuentan con acceso a dispositivos electrónicos y a una conexión estable a Internet. 3) Deficiencias en el acompañamiento por parte de las instituciones y los profesores.
  • Otros estudios revelan que la valoración global de la experiencia ha sido negativa, en especial, la dimensión académica en comparación con la personal. Se encontró que las mayores insatisfacciones corresponden al desarrollo de la clase, la falta de metodología para un entorno virtual, la actitud negativa demostrada por parte de los profesores, la evaluación, la carga académica y los recursos disponibles.
  • Otro estudio realizado por investigadores de la Universidad Cooperativa de Colombia determinó que la educación virtual no cumplió con las expectativas de la mayoría de los estudiantes, debido al cambio abrupto de rutinas de estudio, a la falta de acceso a la conectividad y la escasez económica de algunos jóvenes. De igual manera se encontró que, a lo largo del confinamiento y la implementación de las clases virtuales, los estudiantes se abstraían en los encuentros sincrónicos.
  • Así mismo, en la revisión se encontró que un número considerable de estudiantes contemplaron la idea de abandonar sus clases durante el periodo de confinamiento debido a la baja motivación para estudiar, la poca capacidad de adaptación a los nuevos métodos de enseñanza-aprendizaje y la necesidad de desarrollar actividades laborales que les permitieran enfrentar las dificultades económicas agudizadas por la pandemia.

Otros impactos en el proceso de adaptación a lo remoto se pueden consultar en este enlace .

Efectos de la pandemia en el Desarrollo de los Estudiantes fue desarrollado gracias al equipo del Centro EXA, y contó con el apoyo, la complementación y la revisión de la Vicerrectoría de Aprendizaje y la Dirección de Desarrollo Académico.

Se trata de una referenciación que confirma, a través de varios estudios nacionales e internacionales, que la pandemia efectivamente afectó a los estudiant​es y a los profesores en sus procesos de aprendizaje, en la salud mental, y en todo lo concerniente con la adecuación del paso de lo presencial a lo remoto. Algo que ya anticipaba la Institución a comienzos de este año, cuando decidió concentrar sus esfuerzos en el regreso a la presencialidad.

Última modificación realizada el 16/06/2022 10:42 por Natalia Lopez Soto