Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Entrenos / Agosto

Intranet EntrenosIntranet Entrenos / NoticiasNoticias 2022Noticias Entrenos / Agosto“Aquí, siempre que llega un libro hacemos una fiesta”​
05/08/2022

​​Perfil​

“Siempre que llega un libro hacemos una fiesta”​aniversario-editorial-intra5ago22.jpg

Algunos de los integrantes del equipo de la Editorial EAFIT​

• Hacer una fiesta cada que nace un libro hace parte de los rituales que tiene el equipo de la Editorial EAFIT: ya suman 839 celebraciones y 25 años de autores imprescindibles y nuevos talentos; de historias improbables y otras más cercanas a la realidad. 

• Festejamos este aniversario con las historias del equipo que, desde el bloque 3, ha contribuido con la creación de lo que hoy representa la Editorial para la cultura de la ciudad. Sus integrantes, además, nos hablaron del legado y de los retos de futuro para esta unidad (ver recua​dros dentro de la nota). 

Imaginar que hay detrás de 839 libros es un ejercicio que es mejor hacer en compañía, o mejor aún: ir a la fuente directa y conversar con quienes han estado ahí desde los primeros días, las primeras trasnochadas y esfuerzos para que los libros lleguen a los diferentes hogares do​nde pertenecen: las librerías, bibliotecas y la memoria de un lector que no se cansa de seguir destapando nuevos relatos. 

839 es el total de obras que ha publicado nuestra querida Editorial EAFIT, desde su nacimiento en 1997. Uno de los integrantes del equipo llegó en 2002, cuando los títulos publicados eran 20 y este anhelo apenas despegaba. Rúben Vasco Mejía, encargado de las ventas, también está de celebración este mes. El primero de agosto cumplió 22 años trabajando con la Editorial. 

Del poder de la palabra y otros amores

Rubén estudió Filosofía y letras en la UPB. Una de sus profes, Leticia Bernal, se convirtió en la primera persona al frente de la Editorial y recordó a ese estudiante capaz de convencer a cualquier lector indeciso de adquirir un libro, siempre desde el amor que siente por estos tesoros. 

“Es que no hay nada más sabroso que sentarse a hablar con otra persona de un libro amado”, dice Rubén. Él sabe que así, por medio de la palabra, se construyen lazos y amistades y eso es lo que hoy lo mantiene enamorado de su trabajo. 


“Cada libro para mí es un mundo y vender libros es llevarle muchos mundos a otras personas y, por supuesto, que ese sea el mundo que esas personas quieren conocer”.

Rubén

De navegar entre consonantes y números

En el universo infinito de las letras, los números también son protagonistas, y en la Editorial EAFIT, Gilberto Valencia Trujillo es el encargado de las finanzas. 

Llegó al equipo durante el primer semestre de 2002 y ya completó 20 años en esta familia, como él la llama: “hemos navegado juntos este barco por mucho tiempo. Hay discusiones, metidas de pata, hay amor, hay de todo, como en cualquier familia”. 

Y como en muchas familias, la de la Editorial está llena de rituales, uno de ellos, desayunar juntos todos los días a las 10 en punto de la mañana. “Que nos falte cualquier cosa menos el desayuno juntos”. 

Gilberto también es profe en la U, de ingeniería económica y matemática financiera. Entrar a un salón le alivia cualquier dolor, estrés o frustración. “En estos días me invitaron a los masajes que se hacen aquí en el bloque 3 y dije no: es que mis masajes y mi forma de relajarme es dando clase. Yo entro al salón y se me van todos los dolores”. Entre sus tareas en la Editorial y las clases pasa más tiempo en el campus que en cualquier otro lugar, y eso lo hace tan feliz como ver la cara de un autor cuando recibe su primer libro impreso. Como dice él, no hay números ni letras que puedan calcular o narrar la felicidad que se siente. 

De la belleza y el trabajo con las manos

Los libros de la Editorial se reconocen a simple vista en cualquier stand, librería o mesita de noche. Y Alina Giraldo es responsable de esa belleza. 

Emily Dickinson escribió sus poemas en pedacitos de papel que, después de acumular por meses, unía por un extremo con un hilo rojo. Eran libros pequeños y llenos de imperfectos. 

En la Universidad Alina hacía lo mismo, creaba sus propios libros: escribía a mano y recortaba cada hoja del mismo tamaño. También dibujaba las portadas que protegía con "papel contac". Su vida se la ha dedicado a hacer y diseñar libros y en la editorial lo ha hecho por 22 años. Hoy le da forma y color a los libros desde su computador pero su parte favorita es cuando el resultado llega a sus manos. "Recibirlo es la alegría más grande. Aquí hacemos una fiesta cada que llega un libro". 

De estas fiestas, por supuesto, también hace parte Claudia Ivonne Giraldo, jefa de la Editorial. Cuenta que este lugar del bloque 3 es lo mejor que le ha pasado profesionalmente en su vida. "Ha sido una experiencia divina y de eso hace parte todo el equipo". 

Un equipo que inició con cuatro personas hoy es una familia más grande que está en constante movimiento, acción y lectura, y donde todos son fundamentales en su rol como líderes, administrativos, diseñadores o editores. Justamente Carmiña Cadavid ​Cano y Marcel René Gutiérrez Gómez se mostraron muy orgullosos y contentos con esta celebración.

"Nadie podría pensar que en este silencio hay tanta actividad, tanta urgencia, porque al fin de cuentas el trabajo en una editorial siempre es urgente, siempre nos está cogiendo la noche. Es un trabajo muy activo que pareciera que no lo es. Pero si lo es, pero con un equipo como este y con un ambiente de trabajo tan delicioso cada parte del proceso se disfruta", apunta Claudia Ivonne​




Rescate y memoria

Leticia Bernal, Juan Carlos Restrepo, Héctor Abad Faciolince, María Cristina Restrepo, Ana María Cano y Natalia Franco han sido antecesores de Claudia Ivonne. En comunidad han escrito los capítulos de una historia nutrida de aportes a la sociedad. Recuperar textos inéditos o de libros que dejaron de circular está en esa lista que destaca la jefa de la Editorial. Rescate es, justamente, el nombre de la colección que cumple con esa labor en la que se pueden leer obras de autores como Elkin Restrepo, Gonzalo Arango, Efe Gómez, Miguel De Montaigne o Raúl Vélez González. 

Están, también, las bibliotecas de las obras de escritores que Claudia Ivonne está convencida todos debemos leer, más en estos momentos de país: Gonzalo Arango, Mario Escobar Velásquez, Rocío Vélez de Piedrahíta, Jorge Alberto Naranjo Mesa y Fernando González. 

Ese trabajo de revivir a autores que no están con nosotros físicamente se hace con seriedad. Así lo percibe el escritor David Eufrasio Guzmán, convencido de que “el aporte de la Editorial EAFIT a la sociedad tiene que ver mucho con las apuestas editoriales que hace, a veces arriesgadas, y que llevan a que tenga un catálogo estudiado, rico y variado”. 

El futuro es la coedición

El antecedente del Primer Salón Iberoamericano del Libro Universitario, en el año 2015, fue la colección Bicentenario, otra de las joyas de la Editorial. Surgió del esfuerzo de nueve universidades –entre estas EAFIT– y la Gobernación de Antioquia para conmemorar los doscientos años de independencia del Departamento. Ambos son ejemplos de otro de los que podría considerarse un aporte: el trabajo colaborativo.

Claudia Ivonne ha procurado que no se practique endogamia y que además de colecciones conjuntas y evento como ese Salón –que ha reunido a las mejores producciones universitarias de diferentes países–, las editoriales de las instituciones de educación superior publiquen autores sin importar de donde pertenezca su carné.

“Uno de nuestros retos es seguir convenciendo a las editoriales, sean universitarias, grandes o pequeñas, comerciales o independientes, de que la coedición es el camino, porque no solo se trata de unir esfuerzos para sacar un producto que será excelente, sino porque nos permite llegar a muchos más públicos”, propone Claudia.

Jóvenes y mujeres

Entre académicas y literatas, la Editorial ha publicado obras de 230 autoras en su historia, sin contar a las que escriben libros colectivos. Abrirles las puertas, convocarlas y buscarlas, ha sido una apuesta.

Con tres títulos publicados, Emma Lucía Ardila Jaramillo es una de las escritoras que reconoce lo fundamental de las editoriales universitarias, en especial la de EAFIT “porque apoya autores desconocidos y los acompaña en la posterior producción literaria”. Así ocurrió en su caso. Le publicaron por primera vez en 1999, luego en 2007 y más recientemente en 2019.

Los jóvenes, que en este caso se consideran entre los 30 y 45 años de edad, también son queridos en la Editorial. Uno de ellos es David Eufrasio (Pichón de diablo, 2021, y Piel de conejo, 2019), agradecido por la posibilidad de publicar a través de un proceso de edición riguroso. “Eso se ha traducido en profesionalismo, confianza, conocimiento que he adquirido para crecer como escritor”, asegura.

El futuro del libro

Un libro no es del todo un buen libro sin el cuidado estético. De eso se enorgullece la jefa de la Editorial. De las imágenes de las portadas, del tipo de papel, la cinta, el color. De que todo sea perfectamente estético. Que todo converse con la obra, y con el autor. 

Por eso, como ella misma expresa: “seguiremos enfocados en hacer del libro un objeto de colección, que se cuida, se guarda y se conserva, porque está hecho con amor y cuidado, y con materiales amigables con el planeta.  Pero también son sintonizaremos con las nuevas tendencias, es decir, con el libro digital, con los libros expandidos que amplían sus límites más allá de lo físico, y con las oportunidades de la realidad aumentada, entre otros”,

Última modificación realizada el 05/08/2022 11:30 por Jonathan Andres Montoya Correa