Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Entrenos / Diciembre

Intranet EntrenosIntranet Entrenos / NoticiasNoticias 2021Noticias Entrenos / DiciembreNuestros Graduados Inspiradores: siete historias que hablan de c​​onexión, transformación y construcción de futuro
14/12/2021

​​​​Actualidad eafitense​

Nuestros Graduados Inspiradores: siete historias que hablan de c​​onexión, transformación y construcción de futurograduados-que-inspiran.jpg

Estos son algunos de los mejores momentos de la entrega del reconocimiento Graduados que Inspiran 2021, que premió los aportes, el compromiso y la dedicación de los eafitenses en siete categorías. Fotos Róbinson Henao.​


• Los de EAFIT son graduados que inspiran. Ya sea con sus propias historias de vida o con las vidas que ayudan a transformar desde sus diferentes cargos y campos profesionales. Por eso este 13 de diciembre la Universidad volvió a reconocerlos con este galardón que llega a su tercera edición.

• En esta ocasión, además del reconocimiento, los siete homenajeados subieron al escenario del Auditorio Fundadores para hablar de su trayectoria y compartir con los asistentes lo que significa para ellos la inspiración. Estas son sus historias de vida y todos los empleados estamos invitados a conocerlas.​

​​​​​Una emprendedora que genera oportunidades educativas para las mujeres en el campo de la tecnología; una administradora de negocios que se decidió por el arte y formó una de las compañías teatrales más importantes del país; una ingeniera que trabaja en la NASA; la presidenta de una de las empresas de muebles de mayor proyección en los Estados Unidos; un visionario que le apostó al mercado de la energía sostenible; el creador de una fundación que lleva alegría y pedagogía a los niños en situación de vulnerabilidad y los adultos mayores; y el líder de un centro de innovación y tecnología en España. 

Aunque recorrieron caminos diferentes, todos ellos tienen algo en común: comenzaron su recorrido en EAFIT y, después de culminar sus estudios, siguen llevando el espíritu de la Universidad en todas sus acciones e iniciativas.

Son nuestros graduados, los que llevan la impronta institucional y el sello eafitense en los cargos en los que se desempeñan, los que nos hacen sentir orgullosos con sus logros, los que conectan el conocimiento y la experiencia con las necesidades reales de la sociedad y, sobre todo, los que todos los días nos inspiran a seguir manteniendo la excelencia y la alta calidad en nuestro proyecto educativo institucional.

Por ellos, y para ellos, cada dos años nos reunimos a exaltar su gestión y recordarles que, gracias a sus acciones, reflexiones y creaciones, también crecemos como Institución y entendemos mejor el mundo. Esa es la razón de ser la de la ceremonia Graduados que Inspiran 2021, que en su tercera edición reconoció a siete eafitenses por sus contribuciones en las siguientes categorías: Emprendimiento, Liderazgo Empresarial, Sostenibilidad e impacto ambiental, Ciencia, Transformación social y valor público, Tecnología e innovación, y Humanismo y cultura.

La cita fue este lunes 13 de diciembre, a las 6:00 p.m., en el Auditorio Fundadores de la Universidad, en un acto que, además de los graduados homenajeados y sus familias, contó con la presencia de la rectora Claudia Restrepo Montoya, el presidente del Consejo Superior, José Alberto Vélez Cadavid, los vicerrectores y decanos, y los docentes y empleados administrativos.

“En los últimos meses la situación actual ha llevado a las universidades a repensar su razón de ser. Y tener un reconocimiento como este es la confirmación de que EAFIT está para hacer realidad los sueños de las personas, para conectar el talento de quienes nos elijen con los lugares donde pueden materializar todos sus ideales”, expresó la Rectora durante sus palabras de apertura a la ceremonia.

La directiva manifestó, además, que como Rectora y egresada ella misma era testigo del espíritu eafitense que llevan todos los graduados, y por eso ratificó que se trataba de un motivo de orgullo poder evidenciarlo en todas las historias de vida de los siete homenajeados.  Y les recordó que la Universidad ha decidido comenzar a llamarlos graduados —en lugar de egresados—, porque del mundo del conocimiento nunca se egresa.

“EAFIT es un camino al que siempre volveremos para aprender, para tejer relaciones o conectar capacidad. Esta siempre será su casa y no queremos que se vayan”, puntualizó antes de dar paso a la entrega de los reconocimientos en las diferentes categorías.

Se trata de siete nombres que se sumaron a los de los otros 13 eafitenses que han recibido esta distinción en 2017 y 2019; siete historias de vida que hablan de inspiración, de transformación social, de memoria, de impacto y, sobre todo, de compromiso con la construcción de un mejor futuro para todos.


“Mi sueño es seguir transformando vidas como EAFIT transformó la mía”

​Directo desde la Florida (Estados Unidos), este lunes 13 de diciembre, Mónica Hernández Zuluaga aterrizó en Medellín para recibir el reconocimiento como Graduada Inspiradora en la categoría Emprendimiento. Y lo hizo con una maleta en la que, además de sus objetos personales, también hubo lugar para los aprendizajes, las experiencias y los triunfos cosechados con su compañía MAS Global Consulting. Los mismos que compartió durante su intervención en el Auditorio Fundadores, cuando subió a recibir la distinción que le entregó la Universidad, y en la que recordó su paso por la Universidad como ingeniera de sistemas y becada Andi.

“Crecí en el barrio Manrique, inspirada por las familias trabajadoras y por mis papás. Y luego en EAFIT confirmé que mi vocación era crear una empresa con la que pudiera generar más oportunidades como las que yo tuve. He recibido muchos reconocimientos en el exterior, pero este es el más especial, porque lo recibo en mi país, en mi ciudad y en la Universidad que me motivó a soñar”, expresó. 

Y es que MAS Global Consulting, más allá de ser una empresa enfocada en brindar soluciones digitales, es un proyecto social que le apuesta a la diversidad, que reivindica el papel de las mujeres en el mundo de la tecnología y que le apuesta a la educación como motor de transformación social, prueba de esto es la creación de la beca MAS Global-EAFIT para la formación de mujeres en el campo de la ingeniería.

Con esos propósitos en la mira se ha consolidado en el top 3% de las mejores compañías lideradas por hispanos en Estados Unidos (Según la Universidad Stanford), y de manera reciente la publicación Inc. Magazine la destacó como una de las 5.000 empresas privadas más exitosas de este país norteamericano. Todo esto gracias a una eafitense que cree en la unión de esfuerzos, la suma de voluntades y las herramientas tecnológicas para generar equidad y aportar valor a la sociedad. 


 “Quiero seguir inspirando a otros para que cumplan sus sueños”

​American Leather es una de las compañías del sector de muebles más importantes de los Estados Unidos. Con sus innovadores diseños, sus más de 600 empleados y su producción de más de 700 muebles al día, ha logrado posicionarse en todos los Estados Unidos. Y detrás de su gestión se encuentra Verónica Londoño Schnitzus, una graduada eafitense que, tras 20 años de trayectoria profesional en esta compañía, ha sido una de los artífices de su éxito. Esta es una de las razones que la hizo merecedora del reconocimiento en la categoría Liderazgo Empresarial.

Desde sus inicios como ingeniera, luego en los cargos de jefa de las áreas de mantenimiento, de corte y de desarrollo de producto, asistente de jefatura de planta y vicepresidenta de operaciones, y ahora como actual presidenta, esta ingeniera de producción ha entendido que, cuando se trata del mundo de las organizaciones empresariales, las personas, la diversidad, la excelencia, la responsabilidad y la ética son los mayores activos. Es una enseñanza que se llevó de su paso por EAFIT y que hoy porta con orgullo como parte de su impronta personal y profesional.

Verónica también hace parte de la Young Presidents Organization (comunidad de liderazgo mundial de directores ejecutivos con sede en Estados Unidos, en la que participan más de 29.000 miembros de 130 países), lidera diferentes programas de becas y es cercana a la Universidad a través de la Escuela de Ciencias Aplicadas e Ingeniería. 

“Cuando uno está afuera se da cuenta del enorme nivel y potencial que tenemos los graduados de EAFIT. Gracias a mi familia por creer en mí y darme el valor para decirle a todas las personas que con esfuerzo y dedicación todo es posible”.


“Trabajo con energía y por la energía de mi país”​

​​“A mí se me juntaron las dos cosas que más me gustan, mi pasión con mi trabajo. Por eso estoy convencido de que en las universidades se debe fomentar siempre que las personas puedan trabajar en lo que más les gusta, eso va a generar mejores líderes”, estas fueron algunas de las palabras de Juan Camilo López Llano, ingeniero mecánico de EAFIT, cuando subió a recibir su reconocimiento en la categoría Sostenibilidad e Impacto Ambiental.

El graduado, quien también cuenta con una especialización y una maestría en Gerencia de Proyectos de la Institución, es el cofundador y CEO de Erco Energía, empresa líder en la implementación y gestión de energía en Colombia, una labor a la que, a modo de chiste, dice que le ha “puesto toda la energía”. Y no es para menos, pues recientemente fue catalogada por Forbes como una de las 100 mejores startups en Colombia en 2021.

Se trata de una gestión desde la que, además, lidera proyectos de energía solar, almacenamiento inteligente de energía e infraestructura para la carga de vehículos eléctricos en siete regiones de Colombia, ratificando su compromiso con la sostenibilidad, el medio ambiente y la protección de los recursos.

“Los empresarios tenemos la responsabilidad de alinear nuestras pasiones con la labor que realizamos, pero sin olvidar el compromiso con la sociedad y el país”, concluyó.


“Ser mujer y latina en el campo aeroespacial me llena de orgullo y es una gran responsabilidad”

​Su historia nos acerca al espacio y nos conecta con uno de los proyectos más importante de la humanidad. Por eso nos emociona, tanto como nos han animado los logros y reconocimientos que ha recibido en la agencia estadounidense Administración Nacional de Aeronáutica y el Espacio (NASA), celebrar a Sara Rengifo Álvarez, como una de las graduadas eafitenses que más nos inspiran en la categoría Ciencia.

Con los pies en la Tierra y sus ideas desarrollándose en el espacio esta ingeniera mecánica, graduada en 2009, trabaja desde hace cinco años investigando y planteando soluciones para garantizar la vida y la seguridad de los astronautas. Esto gracias a sus funciones en la coordinación de cinco laboratorios que hacen parte del departamento de materiales de Tribología y Metrología del Marshall Flight Center-Nasa, ubicado en Huntsville, Alabama.

A Sara la inspiración le nace de la resiliencia y eso se explica porque si entre mil pruebas 999 fallan, ella ve esperanza en esa que sí funciona. También la inspiran el trabajo en equipo, el ver cómo en los 14 centros de la Nasa hombres y mujeres de todas las nacionalidades trabajan en conjunto para llevar a la humanidad a cruzar los límites del conocimiento y pisar suelos que nunca hemos pisado.


“Mi propósito es hacer un poquito más feliz a las personas que no lo han sido tanto”

​El activo más importante que ha atesorado Lucas durante los últimos 11 años es la sonrisa. Hacer sonreír a los niños en los hogares de adopción y a los abuelos de los centros geriátricos es el resumen del propósito superior de Jugaremos en el bosque, la fundación de la que Lucas Velilla de los Ríos, ingeniero de Diseño de Producto, es fundador y director, y por la que fue reconocido como graduado inspirador en la categoría Transformación social y valor público.

“Se trata de ser coherentes día a día, así muchas veces nos equivoquemos en ese camino. Se trata de ser fieles a ustedes mismas. De quererse ustedes para poder reflejarlo. Es pensar en ustedes, para poder pensar en los demás. Ser conscientes de que lo que hacemos en la vida nos afecta a nosotros y a los demás”, les dijo Lucas a sus dos hijas, Amelia y Candelaria, en el discurso que ofreció al recibir el premio porque ellas y la Fundación son sus maestras e inspiración.

Los cerca de 600 niños beneficiados son suficientes argumentos para reconocer la transformación que ha logrado Lucas, pero además se le suma la capacidad de liderazgo y gestión para atraer a valiosos aliados a la Fundación, amplificando el impacto que genera en educación y formación en valores por medio de la recreación sana y pedagógica.


“EAFIT me formó en lo técnico, pero también en la gestión de la innovación”​

​Cuando se graduó como ingeniero mecánico en el año 1997, Jorge Posada Velásquez ya había conocido de cerca las posibilidades de conexión con el mundo que le ofrecía la Universidad. Y las supo aprovechar formándose en posgrados en Estados Unidos y en Europa con los que adquirió conocimientos que, junto a los valores que cimentó en EAFIT, lo han llevado hoy a ser director técnico y adjunto de uno de los centros que ayuda a marcar la ruta de las nuevas tecnologías en España, el Vicomtech.

Y desde San Sebastián (País Vasco), en donde el ingeniero está actualmente, o desde cualquier lugar, siempre ha mantenido un contacto con la Universidad a través de su participación en los grupos de investigación y la generación de alianzas.

“En EAFIT empecé una andadura que casi 30 años después sigue siendo un camino de construcción común que no se ha terminado con mis estudios, sino que en buena parte gracias al apoyo de la Universidad me ha abierto una senda de crecimiento personal en el ámbito de la tecnología y de la innovación”, manifestó este egresado reconocido en la categoría Tecnología e Innovación, quien ayudó a crear un programa –con el apoyo del Icontec- para que estudiantes de maestría y doctorado eafitenses realicen sus pasantías de investigación en Vicomtech, entidad que financia estudios de doctorado de estudiantes en EAFIT.


“Ser administradora fue la plataforma de vuelo para lo que es hoy el Águila Descalza”

​“Me inspira la certeza de estar formando parte de un cosmos, desconocido, inmenso y gigante en el que alcanzamos a llegar hasta la Luna, pero todavía nos falta el infinito, las galaxias. Somos una brizna imperceptible y reconocer eso es saber que uno tiene una responsabilidad en el breve tiempo que le dan de vida para recoger lo que recibió de su entorno, y para entregar algo como un homenaje a esa oportunidad”, compartió Cristina Toro Ramírez, reconocida en la categoría de Humanismo y cultura.

En su caso la representación de su homenaje es una institución artística que ya cumple 36 años, el Teatro Prado El Águila Descalza, que creó junto a Carlos Mario Aguirre. Allí, además de su invaluable aporte como actriz y coautora de dramaturgia, aporta los conocimientos que cultivó en el pregrado de Administración de Negocios, así como sus habilidades de investigadora, pues en los últimos años en la Universidad se vinculó al Instituto de Integración Cultural Quirama, donde realizó una investigación sobre la historia del teatro en Antioquia.​

Última modificación realizada el 16/12/2021 9:00 por Natalia Lopez Soto