Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Entrenos / Octubre

Intranet EntrenosIntranet Entrenos / NoticiasNoticias 2021Noticias Entrenos / OctubreEn la bicicleta y en la vida, para Ricardo Uribe no hay ascenso que no sea capaz de subir
08/10/2021

Perfil​​

En la bicicleta y en la vida, para Ricardo Uribe no​ hay ascenso que no sea capaz de subirintranet-7oct.jpg

En los últimos tres años, Ricardo se ha desempeñado como decano de la Escuela de Administración, labor que todavía desempeña medio tiempo mientras se nombra a su sucesor. 

• Como al ciclismo, una de las actividades que más lo llenan de alegría, Ricardo Uribe espera poner el compromiso, la constancia y el corazón en la nueva ruta que emprende: la ​de director de Desarrollo Humano y Bienestar.

• En este perfil reconstruimos, no solo la pasión de este eafitense ​por la bicicleta, sino también sus anhelos, planes y sentimientos sobre la nueva responsabilidad que asumió.

Fin de semana, 6:00 a.m. Recién amaneció y desde una de las casas de la Loma del Atravesado, en Envigado, un ciclista solitario comienza su recorrido. Por delante, más de 80 kilómetros lo separan de su destino, que puede ser la Unión, el Aeropuerto José María Córdova o cualquier otro pueblito distante del Oriente antioqueño.

Va en subida, porque no hay ascenso que le quede grande, y entre esos 1500 a 1800 metros de desnivel que marcan su recorrido, una cosa es segura: esa es la actividad que más bienestar le brinda en su vida. La disfruta tanto que entre sus colegas del trabajo se ganó el apodo de “Rigo”, en honor a Rigoberto Urán.

Ese “Rigo” es Ricardo Uribe Marín, y su historia en EAFIT es muy parecida a los recorridos que realiza dos veces por semana sobre su bicicleta. Así van 20 años pedaleando una carrera profesional que le permitió ser profesor de cátedra, docente de tiempo completo en Contaduría Pública, coordinador de diferentes áreas académicas, jefe del pregrado en Administración de Negocios y del Departamento de Organización y Gerencia, así decano de la Escuela de Administración durante los últimos tres años.

Hay momentos, en medio de la cuesta arriba, que Ricardo se toma un momento para descansar, ver la distancia recorrida y retomar la marcha aún más lleno de energía y vitalidad. Y eso también se relaciona mucho con lo que vivió hace cuatro semanas, cuando asumió el cargo de Director de Desarrollo Humano y Bienestar.

“No puedo evitar sentir nostalgia y alegría al mismo tiempo. Miro hacia atrás y me siento orgulloso de lo que logramos en la Escuela de Administración. Y miro hacia el frente y me encuentro con un equipo humano que recibe con los brazos abiertos y con todas las ganas de unir esfuerzos para trabajar juntos”, expresa este ingeniero de producción de EAFIT, magíster en Ingeniería Industrial de la Universidad de los Andes y, estudiante del doctorado en Administración de la Universidad para la Cooperación Internacional México. 

Por eso, ahora que tiene una nueva responsabilidad, no solo se siente con todo el ánimo para liderarla, sino también con el respaldo de esas dos décadas de labores —que no se pueden contar en kilómetros—, pero sí en amigos, experiencias, aprendizajes y lecciones que se lleva para toda su vida.

“Después de todos esos lugares que recorrí en la Escuela hoy me siento más maduro, porque sé que en mi nuevo rol puedo potenciar esas capacidades que tengo en temas de liderazgo y trabajo colaborativo y cooperativo.

Las cuatro palancas de la gestión humana

Ricardo no solo asume un nuevo cargo, sino también el liderazgo de una unidad que se reforma y pasa a depender directamente de la Rectoría. Por eso no es raro que este último mes haya sido intenso, lleno de reuniones, de encuentros con los integrantes de su nuevo equipo y de planeación para dar forma a las ideas con las que llega.

Entra ella e destaca su visión de las cuatro palancas de la gestión humana, enfocada en los temas de procesos operativos de gestión humana, compromiso de los empleados con la organización, gestión del cambio y la cultura, y contribución a la estrategia de la U.

“Tenemos el reto de incorporar mejores prácticas en términos de desarrollo humano y bienestar, y de convertirnos en un referente para la ciudad y la región, propendiendo siempre por contribuir con el mejoramiento de la calidad de vida de las personas”, expresa.

Se trata de una labor en la que espera poner su infaltable toque de humanismo, cercanía y buen ánimo. En esta nueva ruta “Rigo” ya tiene las manos sobre el manubrio y encabeza la formación, seguido de un grupo de colaboradores comprometidos con la gestión humana.​

Última modificación realizada el 08/10/2021 11:11 por Natalia Lopez Soto