Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
Intranet EntrenosIntranet Entrenos / NoticiasNoticias 2020Noticias Entrenos / EneroEAFIT avanza en la eliminación de plásticos de un solo usoso
28/01/2020

​Espacios, cultura y bienestar

EAFIT avanza en la eliminación de plásticos de un solo uso


Estos lineamientos son acciones del Programa de compras sostenibles y del Plan de manejo integral de residuos sólidos, iniciativas que lidera la Universidad hace un par de años.

•A partir de este semestre los eafitenses dejarán de encontrar algunos elementos de plásticos como pitillos, vasos, bolsas y portacomidas en los concesionarios que prestan el servicio de alimentación en el campus como Frisby, Bigos y Home, entre otros.

•La medida hace parte de los Lineamientos para la reducción de plásticos de un solo uso, un plan de acciones que está en marcha en la Universidad desde agosto de 2019.


Pitillos, sobres de azúcar, mezcladores, bolsas, vasos y portacomidas fabricados en plásticos o poliestireno expandido (más conocido como icopor) saldrán del campus eafitense en los primeros meses de 2020. Estos elementos, que usualmente se encuentran en los restaurantes que hay en la Universidad, serán sustituidos por otros que sean de materiales amigables con el medio ambiente.

En esto consiste la primera etapa de la aplicación de los Lineamientos para la reducción de plásticos de un solo uso, un proyecto que desarrolló la Universidad y que busca, como lo indica su nombre, disminuir de manera paulatina los elementos elaborados con este material hasta lograr su eliminación y así contribuir a reducir los índices de contaminación. 

Una de las razones por las que se está implementando esta política es porque “las personas, en la mayoría de los casos, compran estos materiales para usar solo una vez e inmediatamente los botan, como sucede con los desechables, y van a parar a rellenos sanitarios, lo que hace que incrementen los residuos en estos espacios”, explica Lina Marcela Rozo León, coordinadora de Servicios de aseo.

Adicionalmente, Lina comenta que en ocasiones no hay gestores para esos materiales plásticos de un solo uso. Es decir, agentes que se encarguen de su recuperación para que regresen a su cadena productiva. Eso también se traduce en contaminación.

En suma, estos elementos serán reemplazados por unos que sean amigables con el medio ambiente. Algunos, por ejemplo, se sustituirán por otros que son elaborados con pepa de aguacate o fécula de maíz, materiales que luego pueden ser compostados.

Sin embargo, por ahora no todos los plásticos de un solo uso tienen sustituto o gestor, como sucede con los cubiertos, guantes o sobres de salsas. Por eso, el proyecto tendrá una segunda etapa en la que todo lo que se produzca en la Universidad volverá a su cadena productiva o economía circular.

“Tiramos semillitas y damos propuestas para generar cambios. Como institución tenemos un compromiso con la sostenibilidad, el cuidado y la conservación del medio ambiente, por eso también somos una universidad parque. No obstante, como consumidores tenemos una tarea: cambiar los hábitos. Se trata de no generar tantos residuos, separarlos y depositarlos en las canecas correctas”, concluye Rozo.

Cabe recordar que recientemente la Universidad adquirió unas canecas para depositar los residuos posconsumo (pilas, aceites usados, luminarias y aparatos electrónicos). Estas están ubicadas en el pasillo que divide la piscina y la placa cubierta.

Concesionarios ‘ecoresponsables’

Aunque no es fácil reemplazar los plásticos de un solo uso por elementos fabricados con materiales sostenibles, por los costos que esto requiere, como indica Olga Lucía Cardona Restrepo, analista de Negocios Institucionales, los concesionarios de alimentos que están dentro del campus se sumaron a la iniciativa.

“En agosto de 2019 empezamos un proceso de sensibilización con ellos. Nos reunimos y analizamos los pro y contra de la medida. Junto con Gestión Ambiental y Gestión de Residuos, dos áreas adscritas a Sostenibilidad, se crearon una presentación y un espacio para explicarles a estos terceros que están en el campus el porqué de la medida. Además, se les mostraron opciones de sustitutos con sus respectivos proveedores”, asegura Restrepo.

Del mismo modo, se llegaron a acuerdos. Por ejemplo, se les dio tiempo hasta diciembre del año pasado para que agotaran los plásticos de un solo uso que ya tenían en sus inventarios. También se definió que en enero de 2020 iban a empezar a sustituirlos y que se llevarían a cabo una serie de auditorías por parte de la Universidad para verificar que lo pactado se estuviera cumpliendo.

“El proceso para que los concesionarios se acogieran a la medida fue muy sencillo, incluso muchos ya eran conscientes de la necesidad de estos cambios y en la reunión lo asumieron con normalidad. Además, entendieron que no era solo un tema de universidad sino de una política departamental, nacional y mundial. Ellos tuvieron una actitud muy positiva y estuvieron de acuerdo con los lineamientos sin ninguna objeción”, indica Catalina Velásquez Bernal, jefa de Negocios Institucionales .

Por ahora varios concesionarios ya han sustituido los plásticos de un solo uso, a otros se les está dando tiempo para que agoten los que ya tenían en sus existencias. Sin embargo, pronto la comunidad eafitense dejará de encontrar estos elementos altamente contaminantes en la Universidad, como ya sucedió con los vasos de cartón, pues se está invitando a que asuman compromisos como traer termos, vasos y cubiertos propios, entre otros.
Última modificación realizada el 03/02/2020 16:58 por Aura Maria Giraldo Murcia