Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Entrenos / Octubre

26/10/2017

Espacios, cultura y bienestar

Un concierto para quedar embrujados 


Las ilustraciones de Valentina Toro, egresada de la maestría en Escrituras Creativas de EAFIT, acompañarán las piezas musicales para dar forma a la historia. La imagen corresponde a la edición de 2016.


• Este sábado 28 de octubre se realizará, en el Auditorio Fundadores, el concierto Embrujados con la Orquesta para una celebración familiar en el mes de los disfraces.


• La bruja Casiopea y niños imaginarios guiarán a los asistentes por un recorrido, con entrada gratuita, a un cuento sonoro de melodías vertiginosas. Será a las 4:00 p.m.


Lorenzo está de vacaciones donde su abuela. Ella le ha prohibido entrar al bosque tras su casa, pero, en las noches, él escucha voces de niños que lo llaman, y cada vez parecen provenir de más cerca. Finalmente se arriesgará a conocer a estos mágicos personajes, mezcla de humanos y animales, quienes desvelarán un universo oculto hasta ahora para Lorenzo y para los asistentes al concierto Embrujados con la Orquesta VIII, un obsequio de la Orquesta Sinfónica EAFIT a niños y adultos para celebrar Halloween.

Esta historia se tejerá el sábado 28 de octubre en el Auditorio Fundadores a las 4:00 p.m. cuando se escuchen extractos de piezas como Guillermo Tell, de Gioachino Rossini; El amor brujo y El sombrero de tres picos, de Manuel de Falla; El príncipe Ígor, de Aleksandr Borodín; Cascanueces, de Piotr Ilich Chaikovski; Concierto en La menor para violín, de Antonio Vivaldi; Marcha turca, de Ludwig van Beethoven; La máquina de escribir, de Leroy Anderson; Danza macabra, de Camille Saint-Saëns; y El amor de las tres naranjas, de Sergei Prokofiev.

Hilda María Olaya Estefan, directora ejecutiva de la Orquesta, explica que "desde hace ocho años se pensó en hacer un concierto dedicado exclusivamente a los niños, para acercarlos a la música sinfónica, y aprovechando la celebración de una fiesta para niños, quienes se disfrazan y piden confites. Ideamos, entonces, una experiencia con carácter infantil, con música que le llegue a los pequeños a través de una dinámica didáctica, y les pedimos que vengan disfrazados, al igual que los músicos de la orquesta".

En esta ocasión la Orquesta guiará a la audiencia por el hilo conductor de la historia del pequeño Lorenzo y sus amigos, gracias al guion creado por Valentina Toro Gutiérrez, escritora, ilustradora y egresada de la maestría en Escrituras Creativas de la Institución, quien retomó un cuento corto basado en su más reciente novela, Los niños imaginarios, para crear una historia acorde con los momentos musicales del concierto y con la narración de la bruja Casiopea.

"Los niños imaginarios tienen magia y le enseñan cosas a Lorenzo. Son niños que se transforman en perros, lobos y otros animales. La idea se le ocurrió a Hilda, quien vio el libro y, como el concierto siempre es alrededor de cuentos infantiles, quiso hacerlo con esta historia. Estará también la bruja Casiopea, interpretada por la actriz Dayana Vásquez y presente siempre en estos conciertos, para narrar la historia, interactuar con el público y responder las preguntas de los niños", explica Valentina.

Espíritu infantil

Pequeños y adultos podrán hacer parte de esta experiencia con entrada gratuita y se espera que todos los asistentes lleven el espíritu presto a disfrutar de esta velada infantil, y lleguen disfrazados al Fundadores. Y es que ya hay una tradición a la que responden muchos niños que, generalmente, asisten al concierto. La excelente respuesta a esta forma innovadora de acercarse a la música ha hecho que las bolsas de confites, cada vez más grandes, para repartir a los pequeños resulten insuficientes.

"El Auditorio se llena y el evento tiene mucha acogida. Los niños y nosotros disfrutamos mucho de este proceso en el que contamos con la ayuda del Departamento de Desarrollo Artístico, que nos colabora con cinco o seis personajes que vestimos o disfrazamos de acuerdo con el cuento que se esté narrando", resalta Hilda.

La unión de las diferentes artes siempre implica un gran reto para todos los artistas que intervienen y, en palabras de Juan Pablo Valencia, director invitado a cargo de la Orquesta, es muy gratificante cuando se mezclan la creatividad, el profesionalismo y la pasión de cada uno.

"Se trata de lograr que cada arte brille por sí sola como una estrella, pero al juntarlas se obtiene una gran constelación, en donde entra también el público y quienes interactúan en el evento. El objetivo general de la Orquesta y los músicos es brindar espacios y melodías para sensibilizar a las nuevas generaciones sobre qué significa la música. Lograr que le tengan cariño", afirma Juan Pablo.

No solo música y actuación enriquecen esta experiencia. En el fondo del escenario, y mientras las piezas musicales se desbordan desde los instrumentos, las ilustraciones de Valentina serán proyectadas con imágenes en secuencia que darán estructura a la historia. "Algunas ilustraciones ya estaban hechas y hacían parte del libro original. Son dibujadas a lápiz y en tamaño carta. Sin embargo, para el concierto, hice tres nuevas. Una de estas es de un niño que estará invitado al concierto y hará un solo de violín. A ese niño lo incluimos en el cuento, lo convertimos en un personaje más, como niño imaginario, e hicimos una ilustración de él tocando el violín, transformado en imaginario".

La idea es que los pequeños que asistan al espectáculo salgan transformados y con la semilla del amor por la música germinando. "Estos eventos generan una recordación audiovisual y los niños empiezan a relacionar la música clásica con algún personaje o imagen que hayan visto. El efecto esperado es que recuerden un tipo de música, lo identifiquen y le empiecen a ganar gusto a la música clásica. Es una labor educativa", concluye Hilda.

Última modificación realizada el 26/10/2017 9:47 por Edgar Alirio Realpe Usama