Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Entrenos / Octubre

Intranet EntrenosIntranet Entrenos / NoticiasNoticias 2016Noticias Entrenos / OctubreEl diplomado en Cultura Ciudadana inició con conferencia de Antanas Mockus
25/10/2016

Por las ​dependencias

El diplomado en Cultura Ciudadana inició con conferencia de Antanas Mockus

cultura-ciudadana-sec730.jpg
Cerca de 200 personas asistieron a la cátedra dictada por este catedrático, en el auditorio 110 del bloque 38 de EAFIT.

Con​ una cátedra sobre regulación y transformación social, el exalcalde de Bogotá participó de las actividades académicas de este programa de Educación Continua.

Será​n 104 horas de reflexión en este espacio académico, que hace parte de un convenio entre EAFIT y la Corporación Visionarios por Colombia.

Nadie nace siendo ciudadano. Ni siquiera puede considerarse como tal a los 18 años, la edad establecida por la ley para obtener la cédula. La forma de convertirse en ciudadano es tratando a los demás como uno y ser tratado de igual manera.

Así expresó su visión sobre la ciudadanía Antanas Mockus Šivickas, presidente de la Corporación Visionarios por Colombia, durante su ponencia Cultura Ciudadana como motor de la transformación social, que se realizó el lunes 24 de octubre, en el auditorio 110 del bloque 38, con motivo del inicio del diplomado en Cultura Ciudadana, que es fruto del esfuerzo conjunto entre esa corporación y EAFIT.

El matemático y filósofo, quien ocupó en dos oportunidades el cargo de Alcalde Mayor de Bogotá y aspiró igual número de veces a la presidencia de Colombia, compartió su conocimiento sobre las diversas formas en que se puede aprender a ser ciudadano, entre las que se encuentra el celebrar y cumplir acuerdos para reemplazar las reglas.

Al respecto, el catedrático explicó que "también se aprende a ser ciudadano al respaldar moral y culturalmente el cumplimiento de la ley; al conocer y ejercer los derechos propios, sin abusar de estos; al respetar los derechos ajenos; al valorar la diversidad compatible con el Estado social de derecho; y al promover la confianza en personas e instituciones".

En esa búsqueda, añadió Mockus, el comportamiento humano es regulado por motivos, entre los que se cuentan intereses, razones y emociones; y por reglas de tipo legal, moral y cultural. Estas últimas están asociadas a formas de control externo (cárcel) e interno (culpa).

¿Control o aut​ocontrol?

Mockus describió los mecanismos de control que operan a través de las reglas: "Se trata del temor a la sanción legal, a la culpa y al rechazo social. Estos tres sistemas reguladores intervienen cuando algo es tan grave como matar. Sin embargo, cada uno de estos tiene opciones positivas, como el reconocimiento social, la obligación de atender criterios morales personales y la remuneración legítima por obedecer la ley".

De esta manera, el matemático estableció, luego de hacer un experimento social en el que participaron los cerca de 200 asistentes, una distinción entre quienes evitan cometer crímenes por temor al castigo y quienes lo hacen por convicción propia. Indicó, además, que las personas tienden a percibirse a sí mismas como ciudadanos ejemplares y a culpar a los demás de obedecer las reglas por temor a las sanciones. 

"Cada uno de nosotros nos creemos sujetos morales que entendemos por las buenas, pero a los demás los vemos como sujetos legales que obedecen a las malas. Nos creemos los únicos adultos en kilómetros a la redonda. Nos sentimos mayores de edad excepcionales".

El reto, según Mockus, es lograr armonizar estos sistemas regulatorios, es decir, respaldar legal y moralmente las acciones de la ley y rechazar la ilegalidad. De este modo, añadió, se podría llegar a despojar cualquier asomo de legitimidad al uso de la fuerza.

Esa, desde su punto de vista, "es una de las grandes esperanzas que genera el Proceso de Paz. Jurídicamente, el Gobierno y las Farc tenían todas las facultades legales para llegar a un acuerdo sin necesidad de un mecanismo de refrendación. Pero se debe tener en cuenta que solo cuando están alineadas las reglas formales y las normas morales y sociales es más fácil llegar a acuerdos, de lo contrario es muy costoso lograrlo". 
Última modificación realizada el 26/10/2016 8:59 por Bibiana Andrea Mona Giraldo