Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Entrenos / Octubre

11/10/2016

Por las dependencias

EAFIT integra​ el laboratorio de cultura ciudadana


​Con proyectos como el Laboratorio de Cultura Ciudadana se apuesta por la transformación social. La imagen corresponde a uno de los programas que ha ofrecido el Centro de Análisis Político de EAFIT al Concejo de Medellín. 

• Con intervenciones del espacio público y experimentos con la ciudadanía, Medellín cuenta con su primer laboratorio de c​ultura ciudadana.

• Desde el Museo de Antioquia, el laboratorio es coordinado por profesionales eafitenses, quienes diseñan herramientas d​e transformación social.

La puerta de un costado del Museo de Antioquia, en plena avenida de Greiff -un punto de alta confluencia peatonal y donde convergen todo tipo de actores sociales en el centro de Medellín-, fue abierta para toda la ciudadanía después de 25 años de clausura.

Allí, desde hace una semana, comenzó a funcionar el primer laboratorio para la cultura ciudadana, coordinado por expertos politólogos de EAFIT en asocio con la Subsecretaría de Ciudadanía Cultural de la Alcaldía de Medellín.

“La innovación pública, que es una apuesta de la Universidad, es un tema que viene siendo tendencia en el ámbito mundial en Europa, los Estados Unidos y Asia. A través del laboratorio con metodologías de diseño e innovación, los gobiernos están diseñando nuevos servicios públicos centrados en la experiencia de los ciudadanos”, cuenta Juan José González, coordinador del proyecto.

La cultura ciudadana es uno de los grandes retos del Plan de Desarrollo de la Administración Municipal. Por eso, el objetivo del proyecto es ayudar a diseñar y validar acciones que permitan generar transformaciones culturales. Y es que, según las encuestas hechas desde hace ocho años por la Alcaldía y estudios como el realizado por Corpovisionarios -en materia de cultura ciudadana- Medellín tiene desafíos como mejorar la confianza interpersonal y hacia las instituciones públicas, la convivencia y el cumplimiento de normas. 

Para intentar solucionar estas problemáticas, el laboratorio realiza intervenciones en el espacio público con juegos pedagógicos y didácticos, y, por medio de pruebas entre los transeúntes, se miden los niveles de confianza en la ciudadanía.

“Con una metodología de diseño observamos los fenómenos e identificamos los retos en cultura ciudadana. De ahí pasamos a una fase de diseño de soluciones. Ya la fase de implementación sería por parte de la Administración Municipal. La gran apuesta de la Universidad no solo es aportar a la generación de valor público haciendo transversal el tema de la cultura ciudadana, sino apostar al tema de la innovación pública”, afirma Juan José.

Las intervenciones del laboratorio de cultura ciudadana, además de Plaza Botero y la zona céntrica de la ciudad, se han ejecutado en el espacio público de diferentes comunas y Parques Bibliotecas. Hasta ahora, calculan los coordinadores del proyecto, cerca de 300 personas han participado de los experimentos ciudadanos.

Mapeo de ex​periencias

El equipo de politólogos, liderados por el Centro de Análisis Político de EAFIT, desarrolló un mapeo internacional sobre las experiencias más exitosas en cultura ciudadana. Hasta el momento se han logrado identificar proyectos de transformación en más de 50 ciudades del mundo.

A partir de escalafones, como el de las ciudades más innovadoras, se han identificado transformaciones sociales a través del urbanismo táctico. En el caso de Medellín esto se ha visto reflejado en proyectos urbanísticos como las escaleras eléctricas de la Comuna 13. 

El mapeo también ha reconocido experiencias como los programas de lectura en los bajos del subterráneo de Nueva York, la exposición de cine en las calles de Melbourne (Australia), la apropiación del espacio público de colectivos ciudadanos en Hong Kong y la peatonalización de Barcelona, donde se la quitado espacio a los carros para dárselo a los transeúntes. 

“En cada lugar del mundo las experiencias y transformaciones de cultura ciudadana tienen que ver con las necesidades de sus ciudades. Experiencias como las del metro de Nueva York, por ejemplo, podrían implementarse en Medellín”, afirma Julián Mazo, encargado del mapeo internacional de experiencias en cultura ciudadana.

Con este primer laboratorio, Medellín no solo estudia el comportamiento ciudadano en el espacio público, sino que busca transformar y rescatar valores de convivencia, tolerancia y respeto de las normas entre sus habitantes. 

Última modificación realizada el 12/10/2016 10:24 por Bibiana Andrea Mona Giraldo