Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Entrenos / Mayo

Intranet EntrenosIntranet Entrenos / NoticiasNoticias 2016Noticias Entrenos / MayoMaestros de la interdisciplinariedad que enriquecen el conocimiento y la innovación
12/05/2016

Actualidad eafiten​se

Maestros de la interdisciplinariedad que enriquecen el conocimiento y la innovación​​

interdisciplinario-ppal730.jpg
Trabajar interdisciplinariamente también permite mayor seguridad en las producciones, puesto que se disminuye el margen de error. 

La la​bor de un profesor también está orientada al trabajo conjunto entre los diversos saberes que se desarrollan en la Institución, uno de los propósitos de EAFIT para ser universidad de docencia con investigación. 

Docentes e investigadores que ya han adelantado distintos trabajos en conjunto con otras disciplinas y áreas del conocimiento hablan de las experiencias positivas y lo que han logrado, a través de este diálogo de saberes. 

Comenzar con una investigación es como emprender una aventura por la selva, un lugar en donde los caminos y las posibilidades son inmensos. El secreto está en ver el bosque y no un solo árbol. También se trata de verlo desde arriba, desde abajo, de izquierda a derecha y viceversa, pues son esas diversas miradas las que enriquecen el entendimiento del paisaje. 

Con esta metáfora, Gabriel Jaime Arango Velásquez, director de Docencia, alude al hecho de que la misma Universidad, en este momento histórico, tiene el propósito de entender los problemas de la sociedad desde distintas miradas. “La realidad se puede comprender cuando se tienen esas múltiples visiones”. 

El término que denomina ese trabajo conjunto entre departamentos y entre escuelas es interdisciplinariedad, un método académico que cada día toma más fuerza en la Institución y que busca que las unidades trabajen de manera integrada en sus proyectos investigativos para otorgarles mayor rigurosidad y enriquecer su comprensión. 

Según el directivo, hay tres razones por las que es importante continuar trabajando interdisciplinariamente: la primera es que se requiere de visiones comparativas desde la infinitud de la ciencia, el pluralismo de las humanidades, y las aproximaciones tecnológicas y creativas. 

“La segunda es que cuando se trabaja con la cooperación y la convergencia disciplinar en un mismo estudio hay mayor seguridad y riqueza en la producción que se hace y por consiguiente en la aplicación de los conocimientos. Se disminuye el error y se incrementa el acierto porque, como dice el aforismo popular, cuatro ojos ven más que dos”, agrega. 

Por último, asegura que en pleno siglo XXI el ser humano puede concentrarse de manera simultánea en distintos puntos de vista y si las personas han cambiado, la educación debe ayudarles para que aprendan con las capacidades y dotes que ya tienen instalados. 

Por su parte, Juan Manuel Cuartas Restrepo, profesor del Departamento de Humanidades, considera que el tema de la interdisciplinariedad es un proyecto mundial de encuentros de disciplinas, pues hace años áreas como la teología no aceptaba a la filosofía y los humanistas no aceptaban a los científicos pero los tiempos están cambiando. 

“Yo vislumbro un espacio en donde esto ya ocurre con la digitalización del conocimiento y la globalización de las tecnologías, donde la información brinda esa posibilidad, no solo para expertos o gente con formación académica, sino para personas que tengan interés en un saber desde perspectivas amplias”, apunta Juan Manuel.  

La mejor man​era de hacer innovación

El trabajo interdisciplinario es fundamental y necesario. Así lo considera Mónica Henao Calad, coordinadora de la maestría en Gerencia de la Innovación y el Conocimiento, pues para ella tener personas de diferentes áreas laborando en un mismo proyecto permite lograr una visión más holística y que integra nuevas formas de hacer las cosas. 

“En la maestría tenemos definido que queremos personas de diferentes áreas del conocimiento y cuando trabajamos en proyectos de investigación tratamos de incluir a los estudiantes de pregrado y posgrado porque cada uno tiene un interés distinto. Así debería ser en todas las organizaciones y ahora estamos cambiando aquí en la Universidad”, señala la docente del Departamento de Organización y Gerencia.  

Y en ese punto coincide Andrés Mauricio Mora Cuartas, jefe del Departamento de Finanzas, quien asegura que a pesar de que esta unidad pasó a ser de otra escuela, el trabajo en conjunto con la anterior es constante. 

“Todos trabajamos muy de la mano, por ejemplo, en el diseño de los microcurrículos para el pregrado necesitamos apoyo de muchas escuelas como la de Administración, Derecho o Humanidades, y también con asuntos de extensión o consultoría. Trabajar juntos es esencial”, asevera Andrés. 

Para Thomas Hanns Treutler, director de Idiomas EAFIT y coordinador de la maestría en Negocios Internacionales, la interdisciplinariedad es la mejor manera de hacer innovación. 

“Si se quiere innovar lo mejor que se puede hacer es mezclar personas de diferentes experiencias, edades y disciplinas porque permite generar distintos puntos de vista y se puede cuestionar el status quo. Esto no quiere decir que una persona con altas calificaciones no pueda hacerlo, solo que tener a la mano más experiencias en la educación o en el trabajo va a facilitar la creación”. 

Así mismo, Manuel Esteban Acevedo Jaramillo, decano de la Escuela de Administración, resalta la importancia que tienen este tipo de relaciones para potenciar el conocimiento. 

“Desde la escuela entendemos que este tipo de trabajo aporta mucho a la generación de conocimiento, incluso tenemos diversos proyectos con otras unidades académicas como Psicología con la que analizamos métodos de venta consultiva. Allí confluyen muchas áreas del saber que los enriquecen”, dice Manuel. 

Algunas e​xperiencias exitosas

​​Universidad de los Niños
​María Adelaida Arango Uribe, coordinadora metodológica de la Universidad de los Niños, destaca que la interdisciplinariedad ha sido muy útil para esta dependencia en cuanto a la divulgación de la ciencia.

“En la Universidad de los Niños trabajamos a partir de preguntas que les generamos a ellos y, en ese sentido, para nosotros ha sido muy importante contar con el apoyo de profesores de distintas escuelas. Así, si yo les presento ese tema desde diferentes perspectivas, los niños van a tener una visión más integral”, comenta. 
 
​​Responsabilidad social desde diferentes frentes
​En la asignatura de ética y responsabilidad social, del pregrado en Administración de Negocios, se trabaja en conjunto con el núcleo de formación institucional en Cultura Ambiental para diseñar los temas de la agenda de los objetivos de desarrollo sostenible.

Por eso, para trabajar desde la dimensión ambiental, que implica aspectos de cambio climático necesitamos personas de Ingeniería de Procesos o Geología. Así lo explica María Alejandra González Pérez, docente del Departamento de Organización y Gerencia,  quien agrega que, en el aspecto social, se cuenta con la mirada de la sociología, la antropología, la psicología e, incluso, el derecho para saber de qué manera afectan las operaciones de las empresas a la sociedad.

“Por último, en el componente económico necesitamos conocer cuáles son los impactos en la economía de las intervenciones que hacemos”. 
 
​​Herramientas tecnológicas en cocreación
​Dentro del Centro de Excelencia en Big Data y Data Analytics, Caoba, las escuelas de Ingeniería, Ciencias, y Economía y Finanzas están participando en un proyecto para Bancolombia donde los saberes propios de cada una de estas unidades juegan un papel fundamental.

En este proyecto se busca crear una herramienta computacional para analizar y predecir la rentabilidad y el riesgo de los clientes corporativos de la entidad. Durante el proceso las escuelas han puesto a disposición a investigadores expertos en cada área que han participado de manera activa para enfrentar los retos técnicos y tecnológicos propios del proyecto.​
 
​​
Última modificación realizada el 13/05/2016 10:36 por Bibiana Andrea Mona Giraldo