Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Entrenos / Marzo

18/03/2016

Pe​rfil

Juan Carlos Duque, un evaluador
de grandes ligas 

juan-carlos-duque-ppal730.jpg
La mayor parte de las aprobaciones que la NSF hace a los proyectos para cofinanciarlos proviene del aval de evaluadores de alto nivel, grupo del que ya hace parte este eafitense.

El direc​tor del Rise fue invitado por la National Science Foundation (NSF) a evaluar una de las propuestas de investigación que esta agencia recibe diariamente.

Se trata de un logro para el académico y el grupo que lidera, pues evidencia otros beneficios e impactos de la labor investigativa que no necesariamente son productos o materiales tangibles.

El 11 de febrero de 2016, el Observatorio de Detección de Ondas Gravitacionales, ubicado en los Estados Unidos, presentó oficialmente la primera observación directa de una onda gravitacional, 100 años después de que Albert Einstein predijera su existencia.

Este logro no solo fue posible gracias al compromiso y trabajo de los investigadores por 42 años, sino también a la financiación de la National Science Foundation (NSF). Se trata de una agencia federal independiente que creyó por varias décadas en esta idea, y que continúa haciéndolo con otros proyectos en diversas áreas. 

Y la aprobación o no de estos financiamientos depende, principalmente, de los avales que emiten evaluadores externos alrededor del mundo. Y, este año, un eafitense fue invitado a ser evaluador de una de esas propuestas que llegan a la NSF.

Juan Carlos Duque Cardona, docente del Departamento de Economía y director del Grupo de Investigación en Economía Especial (Rise), fue convocado por esta entidad para evaluar una de las propuestas que recibió la NSF en el área de algoritmos espaciales y que, al mismo tiempo, es una de las líneas más sólidas de su grupo.

“Es una buena noticia para la Universidad, el Rise y para mí como investigador, pues evidencia los beneficios derivados de la buena labor investigativa, que muchas veces no son tangibles, pero que significa que estamos haciendo las cosas bien”, apunta el profesor.

Aunque el tema evaluador debe ser mantenido en secreto por solicitud expresa de la agencia, (incluso el material debe ser destruido una vez culmine este proceso), Juan Carlos destaca que este tipo de sinergias entre la entidad financiadora y los investigadores promueve el desarrollo de métodos multidisciplinarios, innovadores, analíticos y estadísticos.

Igualmente, el académico destaca esta como una experiencia de aprendizaje, pues en la actualidad, la NSF apoya más de 12 mil proyectos y destina un presupuesto de 7.5 billones de dólares para promover el avance de la ciencia. Por cuenta de este apoyo, 217 científicos han alcanzado Premios Nobel en sus más de 60 años de existencia.

Un reconocimiento a l​a par del crecimiento de Rise 

La selección de las propuestas más rigurosas, objetivas y prometedoras, también habla de la calidad, experiencia y excelencia de los evaluadores, entre los que ahora se cuenta con el nombre de Juan Carlos Duque.

El docente menciona que esta invitación también le genera una reflexión sobre la manera en cómo se piensa la investigación en el país, pues significa que el grupo no es reconocido únicamente por sus productos, sino por su integralidad. 

“En el Rise siempre hemos tenido la premisa básica de que nuestro objetivo final no es la publicación como tal, sino el impacto que logramos con diga publicación”.

Así lo confirman los indicadores de este grupo, que a la fecha registra citaciones en documentos académicos en un promedio de una cita cada 2.7 días, cuando en el año 2010 era de cada 13.5 días.

“Pero el impacto no ha sido solo en lo académico. Es importante destacar que la gran mayoría de avances logrados también los hemos podido aplicar en proyectos de transferencia tecnológica y en nuestra nueva spin off Rise-SIG”, explica.

Finalmente, el docente manifiesta la necesidad de que algunas mediciones y ránquines universitarios ponderen este tipo de impactos y participaciones, así como en la importancia de financiar la investigación en ciencias sociales, sobre todo en un país como Colombia, que está atravesando un proceso de transformación social y económica.
Última modificación realizada el 28/03/2016 10:42 por Bibiana Andrea Mona Giraldo