Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Septiembre

22/09/2015

​Actualidad eafitense

Los niños preguntarán a Fidel Cano


​El Espectador fue fundado hace 128 años en Medellín. Su director, Fidel Cano, lideró la recuperación de este medio de comunicación.

• Este jueves 24 de septiembre, a las 4:00 p.m. en el auditorio 125 del bloque 38, el director de El Espectador será el invitado a Conversaciones con los grandes de la ciencia y la educación, iniciativa de la Universidad de los Niños. 

• La entrada es sin costo y allí los asistentes participarán de una actividad que simulará lo que ocurre en el consejo de redacción de un periódico. En el siguiente perfil puede encontrarse a ese hombre de medios que piensa a diario el periodismo.

Fidel Cano Correa no se considera una celebridad de su profesión. Ni un Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, en la categoría Periodista del Año, por la calidad periodística de El Espectador, le arrebatan la sencillez que practica por convicción. Con esa humildad se sentará este jueves, 24 de septiembre, en el puesto del entrevistado ante integrantes de la Universidad de los Niños.

La cita, con entrada sin costo, es a las 4:00 p.m. en el auditorio 125 del bloque 38 de la Institución, en un evento llamado Conversaciones con los grandes de la ciencia y la educación, con el que la Universidad de los Niños celebra sus primeros 10 años de existencia. Ya participaron en estos diálogos con niños y jóvenes el rector Juan Luis Mejía; Andrés Roldán Giraldo, director del Parque Explora; y Ángela Restrepo Moreno, la primera científica colombiana.

En esta oportunidad el turno es para Fidel. Nacido en cuna de periodistas, este bogotano liberal, pero sin partido político, es tímido e introvertido, aunque de niño solía cantar encima de cualquier mesa; pocas veces está malhumorado. No obstante, acude al sarcasmo para estimular la reflexión ante el error o la arrogancia periodística. Apasionado por el fútbol, la música cantinera, las rancheras, los boleros, la trova, la balada y la salsa clásica. Así es el director del diario de opinión, análisis e investigación periodística más antiguo de Colombia.

La niñez de Fidel Cano transcurrió entre las aulas de clase del Gimnasio Moderno de Bogotá, el frío capitalino y una finca familiar, en Cundinamarca, a la que viajaba con su papá los viernes después del colegio. El campo y el aire libre le alborotaban las ganas de jugar un "picadito" con sus amigos de la zona, a quienes reclutaba casa por casa.

Siempre supo que sería periodista, pero estudió Filosofía y Letras con la idea de que esta experiencia reflexiva agudizaría sus sentidos hasta brindarle las habilidades propias para ejercer el periodismo, un oficio que exige la astucia del zorro, el olfato del sabueso y la duda del investigador, aptitudes heredadas desde la cuna. 

Y es que el periodismo llegó a Fidel Cano por su bisabuelo, un liberal radical e inquieto, quien con arrojo creó un periódico con tinte político, literario, noticioso e industrial, defensor de la democracia, la ciencia y lo no confesional. Tales ideas rebeldes e independientes lo llevaron a la cárcel en reiteradas oportunidades, le significaron la clausura de la publicación más de 10 veces durante la dictadura del general Rojas Pinilla e, incluso, que la lectura de sus páginas se considerara un "pecado mortal" por parte de la iglesia católica. 

Con este legado vanguardista y dispuesto a asumir riesgos, Fidel Cano inició su profesión en El Espectador, como redactor deportivo, y editor de las secciones de vida cotidiana y economía. Desde los Estados Unidos fue corresponsal y después agregado de prensa de la embajada de Colombia en Washington. De regreso al país trabajó para el periódico El Tiempo en el cargo de editor político. 

De nuevo en El Espectador, pero con otros dueños, fue editor general y tras asumir la dirección de la publicación, lideró una recuperación periodística y empresarial que regresó el periódico de semanario a diario, a la vez que posicionó su prestigio periodístico, en las plataformas impresa y digital, con una línea editorial denominada de extremo centro, el lema "la opinión también es noticia", y sin afanes por la "la chiva", pero tras esta como responsables del oficio.

Una cátedra de periodismo, así será el encuentro con Fidel Cano, una oportunidad para que estudiantes y profesionales de los medios de comunicación, aficionados al acontecer nacional, vanguardistas y arriesgados conozcan a este defensor de las ideas liberales y rebeldes, que aprendió a moverse como pez contra la corriente hasta escarbar lugares que a otros incomodan.

Última modificación realizada el 22/09/2015 11:50 por Manuel Alejandro Gomez Rueda