Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noviembre

Intranet EntrenosIntranet Entrenos / NoticiasNoticias 2015NoviembreLa de Guillermo Montoya, una vida dedicada a la enseñanza
20/11/2015

Per​fil

La de Guillermo Monto​​ya, una vida dedicada a la enseñanza


El profesor Guillermo Montoya es uno de los docentes más queridos por los estudiantes de la Escuela de Derecho.

• La Univers​idad de La Habana (Cuba) entregó el reconocimiento de Profesor Distinguido al docente de la Escuela de Derecho de la Institución. 

• El abogado ha ded​icado 46 años al servicio de la enseñanza, no solo en el ámbito universitario sino también en primaria y en bachillerato. 

El “Derecho de Montoya” es algo conocido entre los estudiantes de la Escuela de Derecho de EAFIT. Esa es una forma divertida de reconocer la labor de un docente al que no le gusta repetir lo que ya se ha dicho tantas veces, que es duro y riguroso para evaluar, le encanta graficar en el tablero lo que va explicando y ha dedicado su vida al servicio de la enseñanza.

Se trata de Guillermo Montoya Pérez, a quien la pasión por transmitir conocimiento le ha permitido, incluso, trascender fronteras y ser reconocido más allá de las aulas eafitenses.  A principios de noviembre la Universidad de La Habana (Cuba) le otorgó el título de Profesor Distinguido, un reconocimiento a lo que ha sido su participación en esta institución desde 1977 cuando se vinculó al programa de turismo académico. 

Desde entonces el profesor Montoya no solo ha acompañado a los asistentes de dicha actividad, sino que, cada año en enero, participa del Congreso de Derecho Privado, que organiza esa institución. Además, realiza diferentes charlas y conferencias. 

“A partir del programa de Turismo Académico, donde estudiantes colombianos viajaban a Cuba en época de vacaciones para recibir un curso informativo sobre el sistema cubano, me fui conectando con todos los docentes de la Escuela de Derecho de la Universidad de la Habana”, explica Guillermo.

Pero su trayectoria como docente no solo se limita a las visitas anuales que realiza a La Habana o a las actividades que desarrolla en EAFIT, donde se desempeña como docente de tiempo completo. Otras instituciones como la Universidad de Medellín, la Institución Universitaria de Envigado, La Universidad Pontificia Bolivariana y la Universidad Autónoma han contado con su participación en las áreas de derecho privado, de familia y procesal. 

Y aunque por fuera de las aulas se ha destacado como conjuez de la Corte Suprema de Justicia, árbitro del Centro de Conciliación y Arbitraje de la Lonja Propiedad Raíz de Medellín y de la Cámara de Comercio, representante en Colombia de la Cátedra Itinerante de Derecho de Familia en América Latina (Cidefal) e, incluso, llegó a conformar una firma integrada por cerca de 12 abogados, su gran pasión siempre ha sido la docencia.

Transmite conocimiento hace 46 años

Cuando apenas comenzaba sus primeros años de colegio ya la tenía clara: quería dedicar su vida a enseñar. Por eso cuando comenzó su periodo de alfabetización, entre los años 1969 y 1970, decidió dar clase en una escuela primaria del Barrio Santa Cruz, en Medellín. Luego, entre 1971 y 1974, se inclinó por el bachillerato. Y cuando terminó sus estudios en Derecho en la Universidad de Medellín se aventuró, en la misma institución, a compartir sus conocimientos en este campo. 

Para cuando se creó la escuela de Derecho de EAFIT atendía su firma de abogados y dictaba clases de cátedra en diferentes universidades de la ciudad, pero se dejó tentar por una nueva propuesta que buscaba complementar la formación del profesional tradicional. 

“Ahí la vida me fue poniendo en un punto en el prácticamente cerré mi oficina para dedicarme de lleno a la universidad, a EAFIT. Ahora miro atrás con cierto remordimiento por no haber tomado esa decisión antes. Y es que siento que en la docencia me realizo, le presto un servicio a la sociedad. Y, desde la visión que tengo del derecho, puedo transmitirle algo a los estudiantes”, señala.

Montoya Pérez ha complementado su labor como docente y abogado destacado con diferentes estudios de posgrado: es especialista en Derecho Procesal, de Familia y Privado de la UPB; y magíster en Derecho Privado de la misma institución. Además cuenta con una maestría en Docencia Universitaria de la Universidad del Valle e inició un doctorado en Derecho de Familia en la Universidad de Zaragoza (España).

Para él lo que no es docencia ni derecho es literatura. Todavía tiene sobre su escritorio un blog de notas amarillo para redactar cartas a mano, y escribir poemas y cuentos. Sin intención de publicar, siempre comparte sus textos entre los amigos más cercanos y espera, después de jubilarse, dedicarle más tiempo a esto, su otra pasión.​

Última modificación realizada el 23/11/2015 9:50 por Bibiana Andrea Mona Giraldo