Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Agosto

24/08/2015

Actualidad ​eafitense

Muchos empleados disfrut​aron de Alcampus ​​

​​
​​
Los que viven a EAFIT día a día esperaron el regreso de muchos de sus excompañeros para volver a compartir, recordar, estrechar lazos y renovar votos de amistad y colegaje.  

Cerca de 3000 egresados regresaron a la Universidad el sábado 22 de agosto. Una buena cantidad fueron empleados eafitenses que asistieron para compartir con sus excompañeros y docentes.

Estos graduados, además de aprovechar las oportunidades que les brindó el evento, fueron anfitriones y guías para sus excompañeros, a quienes les mostraron una EAFIT en permanente evolución.

No todos llegaron tan temprano. Algunos dejaron la cita para las 11:30, donde la plazoleta los esperaba con puffs de colores para sentarse a conversar. Hubo abrazos, hubo risas y hubo muchos “hace tiempo que no nos veíamos”. Luego empezó el proceso de desatrasarse, de preguntar por la empresa, por la familia, por qué hay de vos en estos tantos años.

Entre muchos de los más de 3000 egresados que vinieron ese día a la Universidad habían empleados eafitenses que se disfrutaron cada una de las actividades programadas. La mayoría tenía entre sus historias para contar su experiencia en EAFIT como empleador, anécdotas que estaban acompañadas por expresiones como: “en este edificio trabajo yo” o “aquí es donde almuerzo ahora”.

Uno de los que revivió y consolidó sus lazos de amistad fue Julio Acosta Arango, vicerrector de la Institución, para quien este tipo de eventos está entre sus favoritos. “Me reencontré con un grupo de compañeros que hicimos parte de la primera generación de egresados y, 55 años después, seguimos muy unidos”, comentó el directivo, y añadió que él y sus amigos siempre han estado convencidos de que gran parte de lo que es EAFIT hoy se le debe a los egresados.

Mónica Henao Calad, profesora del Departamento de Organización y Gerencia, dijo que la felicidad la vivió por partida doble, pues como empleada tuvo la oportunidad de ser anfitriona y recibir a sus amigos como si estuviera en casa.

Pero los empleados-egresados también se asombraron, pues, a pesar de que trabajan en la Universidad, existen algunos lugares o procesos que pudieron apreciar de cerca ese sábado de Alcampus 2015. “Encontrarme con mis compañeros, ver la Universidad con una logística diferente a la habitual para recibirnos a nosotros y reconocer lugares distintos a pesar de que la veo todos los días es muy chévere. He hecho el papel de guía con mis compañeros que no vienen hace tiempo y me siento muy orgulloso por eso”, señaló Santiago Osorio Salas,  analista del área de Infraestructura de Servicios de Tic, de la Dirección de Informática. 

Alejandra María Ramírez Echeverri, coordinadora del Área de Mercadeo y Ventas del Centro de Idiomas, también fue embajadora. Para ella, que fue estudiante de pregrado y de posgrado, y docente, este encuentro fue revivir una época que nunca olvida. Ahora, afirmó, quiere ser jubilada eafitense. “Quiero seguir en la Universidad hasta el final de mi vida laboral”.

Y es que los recuerdos no tienen ni fecha ni edad. Eso lo sabe muy bien Helmuth Trefftz Gómez, docente del Departamento de Ingeniería de Sistemas. Él se encontraba en cada punto de la Universidad con muchos de sus compañeros, pero además con sus antiguos alumnos, que no dudaron en tomarse fotos con su inolvidable profesor. 

“Son unas sonrisas que lo llenan a uno de mucha alegría y mi felicidad es doble por ser empleado, pues veo la U a través de los ojos de los que hace años no veía”, comentó con orgullo.

Más testimonios de Alcampus ​2015

​​
​​

​​​​​​​
Última modificación realizada el 25/08/2015 9:51 por Bibiana Andrea Mona Giraldo