Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
Intranet EntrenosIntranet Entrenos / NoticiasNoticias 2013Julio Actualidad eafitense / De cultura ambiental también se aprende en EAFIT

​Actualidad eafitense

De cultura ambiental también se aprende en EAFIT​

​La Universidad cuenta con espacios para el manejo adecuado de residuos sólidos. Este año se entregaron 1.010 papeleras para la separación de residuos sólidos en las oficinas.

​• Hasta junio de 2013, la Universidad ha capacitado a 901 personas, entre empleados administrativos y contratistas de la Institución, sobre Manejo de Residuos Sólidos.

 

• Se busca sensibilizar sobre la importancia de separar los residuos en la fuente, y cómo se aprovecha y se hace una correcta disposición de las basuras en el campus.

El lema es: “Para transformar, hay que preservar”. Con esta premisa se desarrolla el Plan de Manejo Integral de  Residuos Sólidos en la Institución que, entre otras acciones, incluye una capacitación en el tema y que, por ahora, la han recibido 901 personas entre empleados administrativos, personal de aseo y de laboratorios, así como contratistas.
 
Esta capacitación busca sensibilizar sobre el manejo adecuado de los residuos sólidos como herramienta principal para la separación en la fuente, y aprovechamiento y correcta disposición de las basuras en la Universidad.
 
Esta iniciativa la lidera la coordinación de Aseo y Cafetería, adscrita al Departamento de Servicios Generales. Lina Marcela Rozo León, su coordinadora, cuenta con el apoyo de un grupo de gestión ambiental conformado, entre otros, por personal de áreas como laboratorios; departamentos de Comunicación, Convenios y Contratos, Servicio Médico, así como de representante de estudiantes, un profesional en el tema ambiental.
 
Su objetivo es apoyar la generación de espacios de capacitación para toda la comunidad universitaria.
 
Jorge Torres Herazo, profesional ambiental que integra este equipo de trabajo, afirma que esta cifra de capacitados se acerca a la meta que se trazaron de llegar al ciento por ciento de la población administrativa al terminar este año. “La idea es hacer campañas masivas y de sensibilización. A los estudiantes, por ejemplo, los hemos ido abordando poco a poco”, agrega.

Más que una norma

Este ejercicio se realiza por el compromiso ambiental que tiene la Universidad, pero también en cumplimiento de la normativa ambiental para el municipio de Medellín, (Decreto Municipal 0440 de 2009), con el que se busca implementar planes internos de aprovechamiento y correcto manejo de los residuos sólidos.
Así mismo, este trabajo hace parte de los compromisos que adquirió EAFIT, al firmar el Pacto Global de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), entre los que se encuentra el apoyo al enfoque preventivo frente a los retos medioambientales, la promoción de una mayor responsabilidad medioambiental, y alentar el desarrollo y la difusión de tecnologías respetuosas del medio ambiente.
 
En este sentido, además de las capacitaciones que se desarrollan en la Universidad, se realizan supervisiones y acompañamiento a negocios institucionales y en concesión, y laboratorios sobre el manejo correcto de sus residuos y su adecuada disposición.
Entre otras acciones está la entrega, a la fecha, de 1.010 papeleras para la separación de residuos sólidos en las oficinas, y el seguimiento a la correcta disposición de los residuos mediante procesos de aprovechamiento, compactación e incineración con empresas ambientalmente certificadas.
 
Además, se cuenta con dos puntos o acopios para recolección de pilas, en los bloques 18 y 38, al igual que puntos ecológicos (con tres canecas cada uno) para que la comunidad académica pueda hacer una correcta separación de los residuos sólidos desde la fuente.
 

Se tienen logros

Según Jorge, gracias a este trabajo, en el mes de marzo, hubo logros importantes en la institución frente al tema ambiental. 
 
Así, se evitó que 5,6 toneladas de residuos fueran al relleno sanitario; con el papel reciclable recuperado, se evitó la tala de 38 árboles medianos; se ahorró suficiente energía como para mantener encendido un bombillo de 100 vatios durante 68 años; se economizaron 281 litros de petróleo con la recuperación de plásticos y vidrios, y se gastaron 500 litros de agua menos, cantidad suficiente para proveer de este elemento a un ser humano durante 250 días.
 
Por eso, la invitación es a continuar con la contribución al medio ambiente desde la Universidad o desde el hogar. Algunas recomendaciones básicas son: hacer separación en la fuente, reciclar el papel de oficina y disponer de los residuos peligrosos (aquellos que por sus características corrosivas, reactivas, explosivas, tóxicas, inflamables, volátiles y biológicas pueden causar riesgo a la salud humana y al medio ambiente) en los lugares indicados para estos.
Monitoras Web EAFIT
Última modificación realizada el 08/07/2013 11:46 por Bibiana Andrea Mona Giraldo