Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Entrenos / Diciembre

12/12/2018

​Actualidad eafitense

Hay nuevo reglamento estudiantil de pregrado para 2019 

Algunos de los principales ajustes son la redefinición de la figura del docente. 

• La nueva versión, que entrará en vigencia el 14 de enero de 2019, acoge las recomendaciones de las diversas escuelas y áreas.

• La actualización responde a un compromiso establecido con los líderes estudiantiles en el Consejo Académico de la Universidad.


Desde el 14 de enero de 2019 los estudiantes de pregrado contarán con un nuevo reglamento que definirá su accionar en la Universidad, en torno a sus derechos y deberes, el que, en palabras de Juan Luis Mejía Arango, rector de la Institución, recoge e interpreta el propósito de propiciarles una experiencia de vida universitaria formativa, íntegra, ética y significativa.

De acuerdo con el directivo, el documento fue objeto de estudio, revisión, recontextualización y ajuste en los aspectos considerados necesarios, a la luz de los resultados y las experiencias acumuladas en años anteriores, y con base en las nuevas tendencias y políticas de la educación universitaria.

“El proceso de actualización fue un compromiso adquirido con los líderes estudiantiles en el Consejo Académico de la Universidad. Para esto, se conformó una subcomisión integrada por representantes de los estamentos estudiantil, profesoral, administrativo-académico y jurídico, que trabajó durante un año en la recepción de las recomendaciones de las diferentes escuelas y áreas relacionadas con el bienestar, y el desarrollo personal y académico de los alumnos”, explica el Rector. 

Nathalia Franco Pérez, jefa del Centro de Integridad, coincide en que el nuevo reglamento estudiantil obedece a un trabajo conjunto, donde participaron distintas dependencias de la Universidad, y responde a la promesa hecha por los representantes estudiantiles a sus compañeros, hace cerca de dos años y medio, sobre su revisión y modificación.

“Este reglamento es el producto de varios años de análisis a partir de los que varias personas, que hacemos parte del Consejo Académico, brindamos una retroalimentación a la Secretaría General, sobre asuntos que consideramos, con base en la praxis, pudiesen ser sujeto de ser mejorados, tal es el caso de algunos procedimientos, aclaraciones y especificidades”, plantea.  

Para Humberto Calle Gómez, estudiante de Economía y Ciencias Políticas, y representante de los estudiantes ante el Consejo Académico, la importancia de este logro, en esencia, radica en renovar un reglamento para que estuviera en sintonía con muchas de las realidades de los alumnos.   

“Nosotros recogíamos las demandas, inquietudes y propuestas de los estudiantes, a través de las asambleas de carrera, y luego fuimos invitados a participar en las comisiones de cambio del reglamento, donde se discutían punto por punto los artículos del nuevo texto”, refiere sobre el proceso, cuya duración fue de cuatro años, y contó con la intervención de varios representantes. 

Cambios 

Según informó la Rectoría, en el nuevo reglamento habrá fortalecimiento y precisión de la dimensión tutorial del cuerpo profesoral en beneficio del acompañamiento y la orientación de los estudiantes en su proceso de vida universitaria; y actualización de los derechos y los deberes de los estudiantes, en los que se especifican de forma más detallada las conductas que atentan contra la integridad personal y académica, y sus respectivas consecuencias.  

“De una manera propositiva y respondiendo a lo que la Universidad quiere abordar y emprender en términos de transformación curricular, con un aprendizaje centrado en el estudiante, donde se creen experiencias de vida significativas y transformadoras para él, la reforma que le da vida a ese tutor es absolutamente fundamental”, expresa Nathalia.

Así mismo, se instaura el reconocimiento de asignaturas de College Board, Cambridge y el Bachillerato Internacional, como parte del plan de estudios del programa de pregrado, para que un aspirante solicite ingreso a la Institución, y el establecimiento dé trámites específicos y oportunos para la asesoría y la toma de decisiones académicas por parte de los alumnos. 

En opinión de Humberto, algunos de los aspectos más relevantes de esta nueva normativa son la posibilidad de recuperar el estatus de estudiante completo, mantener la asistencia a clase como un derecho, ampliar las funciones de los consejos de escuela, impulsar la figura del asesor académico, y las nuevas formas sancionatorias y diferenciadas en faltas académicas y disciplinarias. 

Otros de los cambios más sustanciales, para Mariana Correa Monsalve, estudiante de Ciencias Políticas y representante de los estudiantes, consisten en que, anteriormente, se podía cancelar el 50 por ciento del semestre y ahora solo el 30 por ciento, lo que le apunta a la excelencia académica, mientras que, en algunos tipos de fraude se perderá la materia en su totalidad, y no solo el trabajo en el que se cometió este, como sucedía.  

No obstante, Nathalia aclara que, de todas maneras, se mantiene la idea de que la educación es un derecho, y la apuesta filosófica, por parte de la Universidad, de apoyar al estudiante que quiera aprender sin importar si se demora más o menos, bajo la mirada de una educación más flexible.

Consulta el nuevo reglamento aquí


Última modificación realizada el 12/12/2018 11:19 por Aura María Giraldo Murcia