Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Entrenos / Diciembre

Intranet EntrenosIntranet Entrenos / NoticiasNoticias 2018Noticias Entrenos / Diciembre2018, un año para hacer transbordo al próximo viaje: el Itinerario 2030
06/12/2018

Actualidad eafitense

2018, un año para hacer transbordo al próximo viaje:
el Itinerario 2030

Muchos cambios tuvieron lugar en este 2018, un año que permitió a la Universidad repensarse de cara a las nuevas generaciones.
  

• Este es un año de transición para la Universidad, en el que se cierra el ciclo del Plan Estratégico de Desarrollo 2012-2018 y se inicia un nuevo viaje hacia las metas que se ha trazado la Institución en el Itinerario 2030. De esto trató la presentación del Informe de Sostenibilidad, por parte de Juan Luis Mejía Arango, rector de EAFIT.

• En este el directivo detalló, el miércoles 5 de diciembre, los logros y avances de la Universidad en nueve capítulos que se enmarcan en la metodología del Global Reporting Initiative (GRI). La cita fue la oportunidad propicia para decirles a los eafitenses: ¡Gracias!


Si hay una certeza que tiene hoy EAFIT es que el mar que tendrá ante sus ojos en el futuro será muy distinto al que ha navegado en los últimos años. El rumbo está definido, la tripulación está lista y los pasajeros acaban de embarcarse en el sueño de esa universidad para todas las generaciones, para todos los ciclos de la vida y en sintonía con la sostenibilidad de la humanidad.

Este es uno de los primeros mensajes, en el inicio de este viaje, que deja atrás un ciclo marcado por el Plan Estratégico de Desarrollo 2012-2018, lo que constituye este como el año de la transición, en el que lo fundamental fue diseñar la ruta de navegación de los años venideros.

Así lo admitió José Alberto Vélez Cadavid, presidente del Consejo Superior de la Institución, quien, antes de la intervención de Juan Luis Mejía Arango, rector de EAFIT, agradeció el compromiso de los colaboradores eafitenses y explicó lo que ha implicado este tránsito institucional hacia el Itinerario 2030.

“Estoy muy orgulloso y honrado de hacer parte de la Universidad. El Consejo Superior entiende cuál es su papel y tiene claro que EAFIT es un patrimonio de la sociedad, por eso queremos en el futuro poder acoger a estudiantes de grandes capacidades académicas y profesionales, indistintamente de su condición económica. Ojalá tener la dicha de recibir a todo el mundo”, dijo.
El directivo mencionó algunos hitos de este 2018 como la nueva carta organizacional, los nombramientos en algunas decanaturas, la apuesta por la filantropía y el inicio de la construcción del Edificio de Ciencias como uno de los grandes centros en investigación científica, entre otros.

Así, José Alberto le dio paso al Rector, enfatizando en que el año que viene será mejor para EAFIT. “La Universidad va por buen camino, pues está atenta a los cambios del entorno. Cambia la enseñanza, cambia la docencia, hoy en día se necesita formar en competencias. Por eso, queremos que este campus sea un espacio para toda la vida del ciudadano y que este pueda estar vinculado permanentemente con nosotros”, puntualizó.

De esta forma, se dio paso al Informe de Sostenibilidad que, bajo la metodología del Global Reporting Initiative (GRI), presentó los 17 temas materiales que ha priorizado la Institución en nueve capítulos, lo que lo hace, en palabras del Rector, más integral, comparable con otras instituciones del mundo y en sintonía con los Objetivos de Desarrollo Sostenibles (ODS). 

Entidad sólida y responsable

Entidad sólida y responsable La base de toda organización es la solidez y eso lo tiene muy claro EAFIT con las decisiones que se toman en la alta dirección que permean a toda la comunidad. En este capítulo, justamente, el Rector retomó lo dicho por el Presidente del Consejo Superior para enfatizar en que el nuevo direccionamiento estratégico -que contempla cambios en la Misión y Visión, y habla de un propósito superior, unos principios rectores, y retoma los valores y la visión de marca-, es la hoja de ruta para que la Institución contribuya al desarrollo sostenible de la humanidad y se convierta en la universidad de todas las generaciones.

“Somos administradores de un bien público, porque lo que esta Universidad le aporta a la sociedad es un intangible inmenso. Por eso, vamos a dejar de enfocarnos en una etapa de la vida para estar más centrados en las competencias permanentes. Eso es una gran oportunidad, pues lo que queremos es tocar vidas para siempre”, mencionó el directivo para agregar que el Consejo Superior mantiene ese bien público intacto.

Para referirse al gobierno corporativo y a las finanzas de la Institución mencionó avances entre los que están los cambios en la carta organizacional, la participación activa de estudiantes y docentes en las mesas de dirección, la creación del Centro de Filantropía, la entrega del certificado unificado por parte del Icontec, la calificación AA+ de la Fitch Ratings en la que se mantiene estable, las renovaciones en algunas normas institucionales y las posiciones logradas en los ránquines que miden la reputación y el gobierno corporativo, entre otros asuntos.

 “Como empresa estamos en la posición 33 en el ranquin Responsabilidad y Gobierno Corporativo de Merco, es decir, entre las mejores 100 compañías del país; en el puesto 42 en la medición general de empresas; y nos ubicamos como la 37 en Merco Talento. En términos educativos, para las tres mediciones, respectivamente, nos ubicamos en las posiciones 4, 6 y 6”, mostró el directivo.
Para referirse a las finanzas fue claro en que la EAFIT no es la universidad de los ricos como se piensa, por el contrario, es un bien público que está al servicio de la sociedad, para lo que administra, cuida y resguarda parte de su patrimonio con el fin de darle en el futuro la oportunidad de estudiar a estudiantes con excelente desempeño académico que no cuenten con recursos.

Una Universidad con sentido humano

Atracción, desarrollo y retención del talento humano es el tema que compone este capítulo y en el que el Rector mostró todas las acciones de la Institución encaminadas a permitirle a sus grupos de interés estar en permanente vínculo con EAFIT. Allí se refirió a la modalidad de bachillerato internacional; las inducciones de pregrado y posgrado, y de extranjeros; y la labor de la Dirección de Desarrollo Humano-Bienestar Universitario para acompañar a estudiantes, empleados y egresados en su paso por la Universidad y brindarles una experiencia totalizadora.

“La educación requiere dos requisitos básicos que es tener salud y estar motivado. Sin ambas es imposible recibirla. Por eso, hay que tener motivados a los estudiantes, pues estamos viviendo entornos muy diferentes, y mejorar la calidad garantizará su permanencia”, refirió.
De otro lado, cifras como 1532 profesores -98 por ciento de ellos con maestría o doctorado-, 1260 personas que sostienen un contrato administrativo con la Universidad –donde 72 de ellas adelantan un pregrado o posgrado con apoyos de la Universidad-, y un total de 232 familiares de empleados estudiando en EAFIT son muestras de que se cumple el principio rector que dice ‘Crecemos con los empleados’ y que la organización está comprometida con la equidad.

Además, sobrepasar los 60.000 egresados, tener más de 18.000 alumnos en educación continua y más de 30.000 en idiomas, y cerca de 1000 que han pasado por el Instituto Confucio demuestran que la Institución es un excelente lugar para la educación en todas las etapas de la vida.

Educación íntegra y de excelencia para toda la vida

Integridad, excelencia académica, modelo centrado en el estudiante e infraestructura física y tecnológica fueron los cuatro temas materiales que conformaron el tercer capítulo. Y en este aspecto el directivo se detuvo, de manera especial, en la gestión realizada por el Centro de Integridad con su campaña #RespetoenEAFIT, y las más de 30 actividades académicas, investigativas y de proyección con las que lograron impactar a cerca de 2000 estudiantes.
“En esta época que vive el país y el mundo, donde se muestran tantos casos de corrupción y falta de ética, las universidades tienen que pronunciarse al respecto y convertirse en un faro de esperanza. Es una fortuna que en la nuestra tengamos una unidad como el Centro de Integridad”, manifestó el directivo antes de pasar a otro de los hitos más importantes del año: la renovación, por segunda vez, de la Acreditación Institucional de Alta Calidad por parte del Ministerio de Educación Nacional. 
Sobre este punto Juan Luis Mejía señaló que ya son 22 años continuos en la senda de la calidad y que este tema está incorporado en el ADN de todas las actividades eafitenses. La acreditación de ocho programas de posgrado, y el ciento por ciento de los pregrados acreditables de la Institución que cuentan con este mismo aval también respaldan la afirmación del Rector. 
El crecimiento de la oferta académica y de los programas de aprendizaje para toda la vida; el fortalecimiento curricular; la participación de más de 1250 eafitenses en las actividades de los grupos estudiantiles, la ubicación del ciento por ciento de los estudiantes en sus prácticas profesionales; la gestión del Centro de Excelencia a través de espacios como Momento Docente y sus más de 132 recursos al servicio de la cualificación de los profesores; y el inicio de la construcción del Edificio de Ciencias fueron otras de las noticias que llenaron de orgullo a los eafitenses durante el tradicional balance de fin de año.

EAFIT incluyente y tolerante

Que un alto porcentaje de los estudiantes provengan de estratos 1, 2 y 3 es uno de esos aspectos que llenan de orgullo a una Universidad incluyente y tolerante, uno de los capítulos de la presentación de este informe que da cuenta de los esfuerzos de la Institución en esta materia.
“Pasamos de ser una Universidad de élite económica a ser una de élite académica, que es un motivo que nos llena de mucha alegría por poder albergar a tantos estudiantes que con su talento pueden hacer parte de EAFIT”, indicó el Rector.

Además, resaltó que 3776 estudiantes han recibido becas para idiomas, 2660 han sido para pregrado y posgrado en el segundo semestre de 2018 y, en el último año, cerca de 18 bachilleres fueron beneficiados con las becas que entrega el Programa Nivelatorio con Aportes de Empleados que recaudó 144 millones de pesos.

Allí, el directivo también evidenció las cifras de participación de más de 90 alumnos como representantes estudiantiles y como voceros en las asambleas de carrera, el programa Ser Pilo Paga que ha contado con 1432 estudiantes y la nueva línea de financiación EAFIT a tu alcance de la que ya hacen parte 269 personas.
Otras acciones institucionales tuvieron visibilidad en el tema Ciudadanía, participación y pluralismo, en el que se resaltó la asesoría al sector empresarial en la construcción de memoria y reconciliación; la entrega a la JEP de la biblioteca sobre justicia, conflicto y posacuerdo; el reconocimiento para la Cátedra de Paz, la Memoria y la Reconciliación de la Universidad y los diferentes eventos de formación política-ciudadana que se dieron cita a lo largo del año.

Conocimiento con propósito

La investigación, el desarrollo y la innovación fueron pilares importantes de este 2018 en la Universidad, que contó para esto con un presupuesto asignado de 57.992 millones de pesos, 21.799 de estos destinados a apoyar 140 proyectos de investigación adelantados por las diferentes escuelas de la Institución, 65 con financiación propia.
Este esfuerzo se materializó en el otorgamiento de ocho patentes de investigación, una de estas internacional, con las que EAFIT sumó 38 patentes nacionales y 5 internacionales. Además, durante los últimos cinco años, se ha pasado del 41 por ciento de los grupos en las máximas categorías reconocidas por Colciencias (A1 y A) al 60.4 por ciento. También, es posible percibir el resultado de dicho empeño en los 1.576 millones de pesos en ingresos generados por transferencia tecnológica. 
El Rector señaló además que “somos la Universidad antioqueña que más número de estudiantes ubicamos en Colfuturo: este año tenemos 49. De otro lado, vamos a terminar el año con 290 proyectos de impacto a la sociedad, a través de consultorías y asesorías. Esta es la forma como EAFIT pone su conocimiento al servicio de la sociedad”.

En términos de proyección social, prosperidad, trabajo y emprendimiento, Juan Luis resaltó los 6.101 empleos generados por la Institución, así como el 84,6 por ciento y 90,9 por ciento en las tasas de ocupación de egresados de pregrado y posgrado, respectivamente. De otro lado, fueron acompañadas 204 iniciativas empresariales. 
La Red de Liderazgo Juvenil alcanzó este año a 142 instituciones educativas de 43 municipios, en los 19 nodos que la componen, y favoreció los procesos formativos de 31.625 estudiantes. Esto, sin contar con los 6.910 docentes y directivos; 2.473 líderes estudiantiles, y 35.525 estudiantes beneficiados por el Plan Saber Digital en Bogotá, entre otras iniciativas de proyección en esta materia.

La Universidad como epicentro cultural

Música, arte, literatura, cine y otras manifestaciones son parte de una nutrida agenda cultural que convoca la participación de los eafitenses y la ciudadanía en general durante todo el año. La Orquesta Sinfónica, por ejemplo, se presentó con 43 conciertos —20 de estos de temporada—, tuvo 13 directores invitados, estrenó más de 10 obras y estuvo presente con conciertos temáticos. 
El Centro de Artes, por su parte, fue epicentro de cinco exposiciones de gran formato y tuvo 80 visitas guiadas. Hubo, a su vez, exhibiciones en la Universidad Parque, una manera de mantener la dimensión cultural inmersa en el quehacer de EAFIT.

De otro lado, el Cineclub de la Universidad tuvo 29 foros en el año, el ciclo de Literatura de Viajes un total de 5 encuentros y Mesita de Noche transcurrió con 6 ciclos en 2018, mientras que Amar y Comprender la Ópera se realizó con 41 conferencias, entre febrero y noviembre de este año.
El Trueque Literario atrajo una vez más la participación de los amantes de la lectura con 1335 intercambios de libros y la participación de 17 editoriales, lo que benefició a 432 personas. A su vez, la Editorial EAFIT ya completa 62 libros publicados y 32 reimpresos y tuvo una activa participación en eventos y ferias nacionales e internacionales. Premios como el de Biblioteca de Narrativa, León de Greiff al Mérito Literario y las actividades de desarrollo artístico también tuvieron protagonismo en las intervenciones culturales de este año.

Cuidado y preservación del ambiente

En la actualidad, además de los indicadores económicos, académicos e investigativos, las universidades también están siendo evaluadas por su impacto y compromiso con el medio ambiente. Con esa reflexión inició Juan Luis Mejía su recorrido por los principales logros y noticias consignadas en el capítulo Cuidado y preservación del medio ambiente. 
Y aunque desde hace varios años se venían impulsando entre la comunidad universitaria las buenas prácticas y otra serie de iniciativas para aportar a una mejor movilidad en la Universidad y en la ciudad, el directivo señaló que, con la entrega del Plan Institucional de Movilidad Sostenible por parte de EAFIT al Área Metropolitana del Valle de Aburrá, se ratificó este compromiso.

 Y a este logro también se suscribieron otras acciones como las campañas e intervenciones en el campus que invitaron a ejercer la movilidad activa a través del uso de la bicicleta, del transporte público, y de los desplazamientos a pie; la bienvenida a la cicloruta de la ciudad, que ahora cuenta con un tramo sobre la avenida Las Vegas; los nuevos bicicleteros dispuestos en el campus con capacidad para más de 340 usuarios; las nuevas celdas para vehículos eléctricos; la implementación de las pruebas piloto del uso de carro compartido; las cátedras Pacto Global y EAFIT Biodiversa; las mesas Urbam, el ciclo Cafés de Ciudad, entre otros escenarios que centraron el debate en los retos urbanísticos, ecológicos, sostenibles y ambientales de Medellín y del país.
Otro de los hechos que destacó el Rector fue la vinculación de EAFIT como sede del encuentro internacional de la Plataforma Intergubernamental Científico Normativa sobre Diversidad Biológica y Servicios Ecosistémicos (Ipbes, por sus siglas en inglés), que contó la presencia de más de 1000 personas de 128 países, entre ellas siete docentes eafitenses. Y para finalizar agradeció el compromiso de todos con este ítem y la disminución en 6.5 por ciento de la huella de carbono.

Una comunidad con visión global

Respecto al tema de internacionalización, este año se establecieron 29 convenios nacionales e internacionales con diversas universidades. De otras regiones del país, 199 estudiantes confiaron en EAFIT para fortalecer sus proyectos académicos y profesionales, mientras que 48 eafitenses estuvieron de intercambio en las aulas de otras universidades nacionales.
“Este año, recibimos también 280 estudiantes internacionales, desde 115 universidades de todo el mundo, y tenemos 210 estudiantes nuestros en 67 planteles de otros países. Importamos mucho más de lo que exportamos. Cada vez tenemos más profesores y administrativos extranjeros en EAFIT, y estamos, en este momento, con la Universidad de San Gallen ofreciendo dos cursos en la Escuela de Verano, lo que es un logro importantísimo”, celebró el directivo.
El Rector valoró el aumento de la visibilidad de la Institución al completar 1588 artículos académicos acumulados en Scopus, el 78 por ciento de ellos entre 2011 y 2018, y 1241 en ISI. Estas piezas de conocimiento permitieron un promedio de 17,42 citaciones por docente, en comparación con el promedio del 13,04 conseguido el año pasado.
En cuanto a los medios, la Universidad generó más de 56.000 millones de pesos en freepress, con una presencia fuerte en diversos medios, sin noticias negativas y un 83 por ciento de noticias positivas. En redes sociales como Twitter, Facebook, LinkedIn e Instagram, las comunidades alcanzaron 120.090, 58.773, 56.876 y 25.656 usuarios, respectivamente.

Proyección 2019

En palabras del Rector de EAFIT, los retos del próximo año incluyen diversificar la oferta educativa; incrementar la población estudiantil, con la apertura de nuevos programas; desarrollar ambientes virtuales interactivos; configurar una oferta cultural diversa y dinámica; divulgar e implementar la política de voluntariado eafitense; ampliar el portafolio de docentes y de programas de Alta Dirección; presentar el Centro de Filantropía a la comunidad eafitense; así como certificar la Dinfo bajo ISO 9001 versión 2015; implementar políticas de permanencia, entre otros objetivos.

 Además, se continuará con la construcción del Edificio de Ciencias, una de las obras más audaces, vanguardistas y sostenibles emprendidas por la Universidad, que se espera se pueda inaugurar en el año 2020, para la celebración del aniversario número 60 de EAFIT. Y, entre otras obras de infraestructura que implican espacios para la comunidad académica, está la transformación de zonas de estudio individuales y grupales en el segundo piso de la Biblioteca Luis Echavarría Villegas.
Última modificación realizada el 10/12/2018 15:07 por Aura Maria Giraldo Murcia