Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
13/08/2018

​Por las dependencias

EAFIT Llanogrande, para el disfrute de los empleados

Aulas, biblioteca, oficinas, espacios de reunión, zonas verdes, cafetería y muchas otras opciones se encuentran en este lugar del Oriente antioqueño. Artículo escrito en colaboración con EAFIT Llanogrande.

• La Universidad cuenta con un espacio rodeado de naturaleza, ideal para el deleite intelectual, la reflexión, la planeación de actividades y el sano esparcimiento de empleados.  

• En el kilómetro 3.5 vía Don Diego, en Rionegro, está EAFIT Llanogrande, un lugar en el que se pueden programar diversas actividades laborales, deportivas, culturales y lúdicas al que están invitados todos los empleados eafitenses.


En la lista de quehaceres laborales hay muchos pendientes. Reuniones, sesiones de grupo para planear o emprender nuevas iniciativas, espacios lúdicos de co-creación, pero también momentos para el esparcimiento, en el que las actividades culturales y deportivas se hacen necesarias.

Y hay un lugar en el kilómetro 3.5, camino hacia Rionegro, donde es posible hacer estas actividades e incluso extenderlas a las familias. Se trata de EAFIT Llanogrande, un espacio rodeado de naturaleza, en el que es posible el deleite intelectual, la reflexión, la planeación de asunto laborales y el sano esparcimiento.

Aquí se puede caminar, apreciar la diversidad de aves y flora, leer, hacer un picnic, realizar una integración campestre con los equipos de trabajo, asistir a los diferentes programas artísticos y culturales.

Entre estas opciones, según Ana Catalina Correa Agudelo, jefa de EAFIT Llanogrande, las oportunidades de disfrute de este espacio son diversas tanto para los empleados como para sus familias. Solo se debe hacer la reserva y presentar el carné de empleados al ingreso.

“Las diferentes dependencias de la Universidad también pueden reservan un espacio para sus trabajos de planeación, evaluación de resultados o el fortalecimiento de sus equipos en temas de liderazgo, motivación o actividades que requieran de vivencias en juegos grupales, en out door training, entre otros”, comenta Ana Catalina.

Pero, más allá del trabajo, también hay sitios para disfrutar allí. Cine bajo las estrellas, catas y talleres gastronómicos, pintura, manualidades, picnic literario, tertulias, avistamiento de aves, conferencias de Vivir en armonía, clases de bordado, caminatas ecologías guiadas, entre otras, son las posibilidades que se pueden aprovechar.

Además, desde hace algunos días se cuenta con la presencia del restaurante Palma Villa que ofrece comida balanceada, así como desayunos típicos, refrigerios, almuerzos y variedad de snacks de lunes a sábado.

Según la directiva también se pueden compartir las zonas verdes con las mascotas y contar con el servicio de préstamo de implementos deportivos para jugar vóleibol, baloncesto, tenis de mesa, ultimate durante la semana o los fines de semana, incluyendo los domingos.

Además, recuerda la importancia de tener en cuenta el uso responsable de este lugar, al no introducir ni ingerir bebidas alcohólicas, no hacer fogatas, depositar las basuras en los lugares indicados, y acompañar siempre a las mascotas cuidando de sus comportamientos.
Así, a 40 minutos del campus Medellín hay más opciones para quienes por razones laborales o de esparcimiento deseen visitar este lugar que es una extensión de la Universidad y que espera la visita de sus eafitenses.

Mayores informes:
Extensiones: 9562, 9188 y 9185.
Última modificación realizada el 13/08/2018 10:33 por Aura Maria Giraldo Murcia