Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Noticias Entrenos / Abril

11/04/2018

​Por las dependencias

El Bachillerato Internacional comienza en EAFIT


bachillerato internacional-ppal1500.jpgEl currículo del Programa del diploma del BI está formado por seis grupos de asignaturas y los componentes troncales: Teoría del Conocimiento, Creatividad, acción y servicio, y la Monografía.

• Estudiantes de colegios con certificados de ese programa pueden validar materias del primer semestre académico en las seis escuelas de la Universidad.

• El objetivo de esta política es aportar a la estrategia de vincular a la Universidad aspirantes con las más altas calidades académicas.  


Construir una comunidad universitaria con la mayor calidad académica. Ese es uno de los objetivos de la más reciente estrategia que implementa EAFIT y que vincula a los estudiantes del Bachillerato Internacional (BI), un programa de educación internacional que incorpora el College Board, Cambridge y Bachillerato Internacional, y con el que están relacionados alrededor de 40 colegios en Colombia y 4700 en todo el mundo.

Los estudiantes que obtengan títulos de los programas del BI tienen la posibilidad de validar en EAFIT materias de su primer semestre académico. Claudia María Zea Restrepo, vicerrectora de Aprendizaje, explica que la Institución creó unas tablas de reconocimiento para establecer cuáles asignaturas que los bachilleres hayan aprobado en ese sistema se pueden certificar en la Universidad.

El Programa del diploma (PD) es uno de los cuatro programas que ofrece la Organización del Bachillerato Internacional, una fundación educativa que se creó en Ginebra (Suiza) en el año 1968 para ofrecer formación a través de colegios e institutos a personas entre los 3 y los 19 años de edad. Los otros tres programas que tiene son el Programa de la escuela primaria, el Programa de los años intermedios y el Programa de orientación profesional.

En el Programa del diploma, que se ofrece para colegiales entre 16 y 19 años de edad, hay cursos que corresponde a seis grupos de asignaturas: estudios de lengua y literatura, adquisición de lenguas, individuos y sociedades, ciencias, matemáticas, y artes. Marcela Wolff López, jefa de la Oficina de Relaciones Internacionales, asegura que según la tabla que se creó, en las seis escuelas que tiene la Universidad, hay materias que se pueden validar. 

La directiva agrega que el BI fomenta el desarrollo de un conocimiento de alto nivel académico, competitivo en el ámbito internacional, que también desarrolla unas competencias globales en los estudiantes y son certificadas por evaluadores externos. Es una carta de presentación adicional que facilita esa entidad a los estudiantes a través de los colegios, que no es una obligación, sino un valor agregado. 

Eso está acorde con los que piensa Myriam Montes Tamayo, rectora del Colegio Montessori, quien destaca entre las ventajas del BI la oportunidad que brinda a los estudiantes de estar en un proceso educativo que responde a parámetros internacionales de calidad que, además, no están centrados solo en aspectos de contenido, también en aspectos de desarrollo. "Les permite desarrollar mucho el pensamiento crítico, el trabajo colaborativo, la solución de problemas, entre otros aspectos. Otra ventaja del BI es que les ofrece la posibilidad de tener acceso a diferentes oportunidades educativas tanto dentro como fuera del país" dice.

Esa misma validación que empieza a hacer EAFIT la hacen instituciones de educación superior en Colombia y en el mundo. Marcela Wolff considera que esto debe incentivar a más estudiantes de los colegios con ese programa a ingresar a la Universidad porque se les reconoce el esfuerzo que hacen, así como su desempeño académico. Lo mismo cree Diego Fernando Sánchez, rector del Vermont School, quien opina que tener la oportunidad de la validación debe motivar mucho a los diplomados del BI, y los hace pensar más en definir qué quieren estudiar. 

Claudia María Zea complementa que dentro de los objetivos macros que tiene EAFIT está el de vincular a estudiantes de élite académica, pues tienen más probabilidades de terminar con éxito la formación universitaria y ayudan aumentar el nivel de sus compañeros. La del Bachillerato Internacional, dice, es una estrategia más para atraer a estudiantes de altas calidades académicas que algunos colegios promueven a través del BI y otros con alternativas diferentes. 

La Vicerrectora de Aprendizaje de EAFIT concluye que como en el BI hay temas que se repiten en la universidad, se decidió acreditar esos conocimientos para que los estudiantes puedan avanzar más rápido o elegir opciones que les permita profundizar en otras áreas.

Algo que facilita esa homologación es que, según los rectores Diego Fernando Sánchez y Myriam Montes Tamayo, las metodologías que utiliza el BI son similares a las que se están implementando en las universidades como, por ejemplo, trabajar herramientas que van más allá de lo académico y consideran el proyecto de vida de las personas, el fomento de la investigación y del trabajo interdisciplinario. También enfrenta a los participantes a problemas de la vida real y les facilita el desarrollo de la creatividad, del pensamiento crítico, de la capacidad de colaboración, y aplica estrategias centradas en el estudiante.
Última modificación realizada el 11/04/2018 9:32 por Aura Maria Giraldo Murcia