Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
05/12/2017

Espacios, cultura y bienestar

Editorial EAFIT celebró 20 años con un libro de lujo

La edición especial de María, de Jorge Isaacs, es una de las formas de celebración de los 20 años de la Editorial EAFIT, presentada el lunes 4 de diciembre.

• La publicación de un ejemplar de María, clásico de la literatura colombiana, hizo parte de la celebración de los 20 años de la Editorial de la Universidad, que tuvo lugar el lunes 4 de diciembre, a las 3:00 p.m., en el auditorio 101 del bloque 38.

• Una historia tejida entre letras y palabras locales y extranjeras, académicas y literarias, ubica hoy a la Editorial EAFIT como uno de los más reconocidos sellos universitarios del país.


El interés por las palabras, tanto aquellas nacidas al calor de la investigación académica o las plasmadas como producto de un ejercicio de creación literaria, caracteriza el trabajo constante de la Editorial EAFIT, cuya labor celebró 20 años este lunes 4 de diciembre, a las 3:00 p.m. en el auditorio 101 del bloque 38.

Un par de décadas atrás, en 1997, Leticia Bernal Villegas fue nombrada jefa del entonces recién creado Fondo Editorial EAFIT, y fue la primera al timón de un proyecto que, con el pasar de los años, estuvo a cargo de María Cristina Restrepo, Héctor Abad Faciolince y Nathalia Franco Pérez, entre otros, hasta ser hoy responsabilidad de la escritora Claudia Ivonne Giraldo. 

Fue el apego por las letras, y la forma correcta de agruparlas y buscarles sentido, el que llevó a Álvaro Pineda Botero, entonces vicerrector de la Universidad, a sentar las bases, en compañía de Leticia, con el deseo de ver crecer un centro de gestión del conocimiento generado en las aulas y laboratorios del campus universitario, materializado, hasta ese momento, en una escasa producción literaria de corte académico. 

Esos fueron los primeros asomos de una vocación cuyos horizontes se ampliaron a descubrir y publicar nuevos escritores, con obras que no hallaban eco entre los grandes grupos editoriales. Así lo recuerda Héctor Abad Faciolince, quien inició su carrera como novelista en 1991 por medio de una publicación universitaria, y ocupó luego la jefatura del Fondo, desde octubre de 2005 hasta agosto de 2008. 

"Yo intenté aproximarme más a los profesores y a su producción intelectual. También quise publicar libros de escritores locales que me parecieran importantes. Esa misma labor la ha cumplido la hoy llamada Editorial EAFIT a lo largo de su historia. Creo que en esos años publicamos uno de los best sellers de nuestra editorial: Bitácora del cautiverio, un libro muy duro y muy importante que se reconstruyó a partir de los apuntes de Gilberto Echeverri Mejía, el exministro y exgobernador, mientras estuvo secuestrado", recuerda Héctor.

El periodista y escritor relata también que tuvo el honor de publicar el primer libro de un nuevo cuentista, quien recibió luego muchos reconocimientos: Los amigos míos se viven muriendo, de Luis Miguel Rivas, fruto de un acompañamiento en el que se juntaron la fuerza de un fondo muy consolidado y la apuesta académica de la Institución por la cultura y la formación humanista.

Según Nathalia Franco Pérez, quien dirigió la Editorial entre enero de 2013 y julio de 2016 en reemplazo de la periodista Ana María Cano, que ejerció la jefatura entre agosto de 2008 y diciembre de 2012, el Fondo Editorial que encontró fue muy sólido y con estrategias maduras para promover autores noveles y garantizar la publicación de libros académicos. Durante su estadía en el cargo promovió la colección de cuentos escritos por plumas desconocidas, pero, también, por voces literarias de peso en el país que tuvieran relatos inéditos.

"Tratamos de generar una relación más cercana con lo académico, para que los profesores entendieran el interés de la Universidad por publicar investigaciones y trabajos de grado convertidos en libros.  De otro lado, tejimos la relación para la publicación de la colección de Gonzalo Arango la que, al igual que la de Fernando González, creada en su momento por Héctor Abad, nos llena de orgullo y satisfacción".

Y es que los 400 autores, 580 títulos y 33 colecciones activas con las que cuenta hoy la Editorial EAFIT, entre las que están Colección Novela, Colección Cuentos, Colección Cartas, Colección Administración y Colección Geología, han sido una construcción colectiva en cuya puesta en punto confluyeron las sensibilidades de diversas personas, en momentos diferentes de la historia del pensamiento en Medellín.

"La Colección Rescates es la más bella y la que, pienso, dejará una huella más perdurable. Toda labor de rescatar nuestra herencia cultural, musical y literaria es muy valiosa. Por eso, dentro de esta inscribo las diferentes bibliotecas: Biblioteca Fernando González, Biblioteca Gonzalo Arango y Biblioteca Mario Escobar Velásquez. Estas recogen, año a año, la obra de dichos maestros, baluartes de nuestra identidad", resalta Claudia Ivonne Giraldo Gómez, actual jefa de la Editorial EAFIT.

En sus palabras, esa dependencia de la Universidad tiene siempre las puertas abiertas a escritores, estudiantes, docentes e investigadores que quieran presentar sus proyectos. En cualquier caso, la publicación de los mismos depende, únicamente, de la calidad con la que han sido escritos, la cual es analizada por el equipo humano de la Editorial.

"La Editorial siempre ha tenido un alto estándar de calidad académica. Esa directriz hay que mantenerla como uno de nuestros más preciados criterios. Y su identidad también se sustenta ahora en la belleza y calidad de las ediciones, en la buena factura y en el deseo de implementar cada vez más procesos y materiales más limpios y amigables con el planeta", agrega Claudia Ivonne.

Lazos y espacios

Otro esfuerzo con resultados muy positivos ha sido el de estrechar lazos con editoriales y fondos universitarios de Medellín, Colombia, América y Europa, tras la creación del Salón Iberoamericano del Libro Universitario, que se realiza anualmente durante la Fiesta del Libro de Medellín. 

Claudia Ivonne, en su momento, fortaleció los vínculos con la Asociación de Editoriales Universitarias de Colombia (Aseuc) y acompañó la primera edición del Premio Biblioteca de Narrativa Colombiana, un estímulo que, desde su punto de vista, significa un acompañamiento importante para escritores del país que dedican gran parte de su vida a la literatura: una apuesta arriesgada y llena de incertidumbres en la que el reconocimiento y las posibilidades otorgadas por este tipo de premios se convierten en impulsos mayúsculos. 

"Este premio evidencia la apuesta de EAFIT por la cultura y por una universidad plural, donde se reconoce el valor del conocimiento científico y se busca una educación que humanice, incluya y dimensione un alcance más holístico del ser humano", manifiesta Nathalia. 

Otro gran hito en la historia de la editorial es el Premio León de Greiff al mérito literario, un galardón que nació en la Biblioteca de la Universidad que, de acuerdo con Claudia Ivonne Giraldo, ha permitido a la Editorial publicar a dos grandes maestros que, no obstante, no eran tan conocidos en Colombia y Medellín: Juan Calzadilla, poeta venezolano, y Luisa Valenzuela, narradora argentina. 

La celebración

Escritores, docentes, libreros, editores, periodistas y estudiantes. Jóvenes, adultos y ancianos. Todos esperaron pacientemente mientras los trazos del rostro sin mácula de María, personaje nacido de la imaginación del escritor Jorge Isaacs, permanecía como telón de fondo del evento con el que la Editorial EAFIT celebró sus 20 años de existencia el lunes 4 de diciembre en la Universidad.

"Una editorial, más que libros, es sus autores. Hoy queremos conmemorar con ellos y sus herederos. Muchas gracias por haber confiado en la editorial para dar salida a su producción intelectual", dijo Juan Luis Mejía Arango, rector de EAFIT, quien resaltó la apuesta de la Universidad por publicar el trabajo de autores jóvenes y las obras de grandes escritores del país, a cuya publicación ya no le apuestan las editoriales comerciales.

El directivo resaltó también el trabajo asociativo de la editorial con otros nueve fondos editoriales universitarios, con el fin de hacer de Medellín un epicentro del libro académico.

El evento se cerró con la música de Ars Antiqua, agrupación de Jorge Gaviria, profesor del Departamento de Música de EAFIT, que hizo un recorrido sonoro por los libros que registraron la poética musical de la Edad Media.


Última modificación realizada el 06/12/2017 8:44 por Edgar Alirio Realpe Usama