Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
Intranet EntrenosIntranet Entrenos / NoticiasNoticias 2017Noticias Entrenos / AgostoEn Medellín y Panamá están los campeones del Ultimate de Oro 2017
28/08/2017

Espacios, cultura y bienestar

En Medellín y Panamá están los campeones del Ultimate de Oro 2017


Equipos campeones Torneo Ultimate de Oro 2017: Escuelas Populares del Deporte (Inder), categoría colegial femenino. Selección Colegial Fundación Panamá, en colegial masculino. EAFIT, universitario femenino. Politécnico Jaime Cadavid, universitario masculino.

• Escuelas Populares del Deporte (Inder) en la categoría colegial femenino; Selección Colegial Fundación Panamá en colegial masculino; EAFIT en universitario femenino; y el Politécnico Jaime Cadavid en universitario masculino se coronaron campeones del torneo.

• Con la entrega de estos títulos EAFIT despide así la edición de 2017 de este certamen que organiza hace tres lustros, y enfila sus esfuerzos para el I Mundial Universitario de Ultimate que organizará en 2018 en Medellín.


La precisión del equipo de las colegiales de las Escuelas Populares del Deporte (Inder), la defensa zonal de los jugadores de la Selección Colegial Fundación Panamá, la segura estrategia de las jugadoras de EAFIT y la agilidad de los representantes del Politécnico Jaime Isaza Cadavid. Esas fueron algunas de las principales características de los cuatro equipos que se llevaron este sábado 26 de agosto los títulos que entregó la edición de 2017 del Torneo Ultimate de Oro, que organizó EAFIT.

En el certamen fueron evidentes los buenos frutos que se han cosechado en cerca de tres lustros de historia de esta disciplina, no solo en Colombia, también en Panamá y Venezuela, dos de los países con equipos en la competencia. 

La precisión de los pases, la factura de las anotaciones y la condición física de los jugadores son evidencia del buen momento del ultimate en la región, en el que se destaca el segundo lugar que ocupó Colombia en los recientes Juegos Mundiales que se disputaron en Polonia, el pasado mes de julio, y la aceptación de este deporte por la Federación Internacional de Deporte Universitario.

La experiencia en la organización de este torneo -que llegó a su edición XIV en la categoría universitaria y XIII en la colegial- junto al buen nivel de los jugadores son aliciente para la meta que cumplirá el próximo año la Universidad: organizar el I Mundial Universitario de Ultimate.


Los colegiales panameños ganaron con el juicio de su defensa


La historia de la Fundación Panamá Ultimate está íntimamente ligada a la del Torneo Ultimate de Oro de EAFIT, y su selección colegial aumentó anualmente su nivel hasta imponerse en la final de este sábado 9 a 4 frente al colegio Campestre Horizontes (Rionegro, Antioquia), en la categoría colegial masculino, luego de una regular presentación en 2016.
“Yo jugué en el Torneo Ultimate de Oro hace 11 años. Estrechamos los lazos de amistad con EAFIT, y con Luis Eduardo Calderón Palacio, jefe del Departamento de Deportes y Recreación de la Universidad, quien para mí es uno de los mayores promotores del deporte en Panamá. Este torneo ha sido la escuela para el ultimate panameño. El año pasado empezamos a entrenar a un grupo, pues vinieron a Medellín muy débiles y solo ganaron un juego. Trabajamos un año con ellos y ya vemos el resultado”, explicó Frank Ferrer Zeimetz, presidente de la Fundación Panamá Ultimate.

Aunque Campestre Horizontes inició el juego con muy buen manejo del disco, Panamá empezó imponiéndose 3 a 1 en los primeros minutos. El equipo centroamericano salió al campo muy seguro de poseer una buena defensa y prevenidos sobre la ofensiva y buen manejo de disco por parte de sus rivales. Así lo expresó, Eduardo Healy Herrera, jugador de la Selección Colegial Panamá, quien agregó que la fortaleza del seleccionado contrincante los obligó a ajustar falencias y hacer un juego cerrado. 

En la semifinal, Panamá se había impuesto al Colombo Británico y Campestre Horizontes al San Ignacio. Sin embargo, y a pesar del resultado adverso en el partido definitivo, Julián Atehortúa Martínez, jugador del Campestre, resaltó el trabajo duro de su equipo y el respeto por los oponentes que conservaron durante el campeonato. Valoró positivamente a los jugadores de Panamá, cuya “cobertura zonal sólida obligó al equipo a corregir los errores del primer juego contra ellos, para evitar desgastarnos mucho”.

Las jugadoras de Escuelas Populares del Deporte gritaron campeón


Los cánticos y arengas del equipo colegial femenino de las Escuelas Populares del Deporte (Inder) de Medellín se escucharon con más fuerza que nunca en la cancha sintética de EAFIT, luego de una apretada victoria 9 a 7 en la final del Ultimate de Oro 2017.

El equipo del Inder -que ya había sido campeón en 2014 en esta categoría- en un disputado partido frente al colegio Teresiano de Envigado, se llevó el título en un juego que se destacó por su firmeza defensiva y la precisión de sus pases largos.

“Desde hace cinco años juego ultimate. Antes éramos muy poquitos los que jugábamos y ya se ha ido masificando el deporte. Es un proceso que se da en las escuelas y colegios de Medellín. Esta ha sido una final muy reñida, los dos equipos la dimos toda, jugamos con muy buena actitud”, expresó Ana María Aristizábal, de 17 años, jugadora de las Escuelas Populares del Deporte en el barrio Robledo.

Los equipos finalistas llegaron a la instancia definitiva luego de ganar en semifinales a los equipos de las instituciones educativas Alvernia y Marymount. Luciana Tabares, capitana del equipo Teresiano, destacó el espíritu competitivo del torneo y la entrega de sus compañeras. “Al participar en este torneo, sentimos mucha emoción y adrenalina. Empezamos al principio con mucho susto, pero hablamos entre nosotras, nos dimos apoyo y empezamos a hacer lo que mejor sabemos hacer. Y así fue como llegamos a disputar la final”.

EAFIT recuperó la corona del ultimate femenino

Dos de los mejores equipos universitarios femeninos del país, EAFIT y el Politécnico Jaime Isaza Cadavid, fueron los protagonistas de la final en el Torneo Ultimate de Oro 2017, que en un intenso juego dejó al conjunto eafitense como campeón, tras derrotar 10 a 9 a su rival caracterizado por el nivel atlético de sus jugadoras.

EAFIT, que de esta manera se prepara para los próximos Juegos Universitario Nacionales de Ascún, recupera el título que había perdido el año pasado, en una competencia caracterizada por el alto nivel deportivo entre las universidades. 

Alejandra Torres, entrenadora desde hace seis años de EAFIT, destaca el compromiso de las integrantes del conjunto. “Fue una batalla bien intensa. La virtud de mi equipo es que realmente se enfoca en ser un equipo, en confiar en sus jugadoras, en atender las instrucciones, en la disciplina táctica y la confianza. Todos los partidos fueron bastante parejos, lo que demuestra el buen nivel de las universidades”, manifestó.

Por su parte, el equipo del Politécnico no pudo revalidar el campeonato conseguido en 2016. Una de sus principales jugadores, Carolina Ángel Escobar, quien recientemente fue campeona con el Club Revolution en el USA Open de Ultimate, destaca el rápido crecimiento que ha tenido la disciplina en el país.

“Con respecto a años anteriores el torneo ha mejorado mucho en competitividad, entonces el nivel está muy parejo. El ultimate está creciendo cada vez más y ya hay equipos colombianos compitiendo. También hay varias jugadoras de afuera, de otros países, que quieren jugar ultimate en Medellín. Afuera de Colombia nos ven muy fuertes”, expresa la jugadora.

Las jugadoras de EAFIT llegaron a la final tras ganar en semifinales a la Universidad Pontificia Bolivariana, mientras que el Politécnico se había impuesto al equipo Las Graduadas.

El Poli retuvo el título en el Ultimate de Oro

Los gemelos Bedoya Aguirre, jugadores de la selección de ultimate del Politécnico Jaime Isaza Cadavid, vaticinaron que la final de la XIV edición universitaria del Torneo Ultimate de Oro sería de alto nivel, un enfrentamiento entre deportistas de gran rendimiento contra la Universidad del Tolima, del que salió airoso el equipo paisa con un resultado de 10 a 9.

“Somos dos equipos muy semejantes y si ambos empezamos arriba el juego estará muy reñido y solo se definirá cuando aprovechemos errores individuales. Nosotros somos defensivos, nos sabemos parar en la cancha e interpretar cómo juega el rival el ataque, pero el Tolima es mucho más ofensivo”, había dicho Felipe Bedoya Aguirre, jugador del Poli, antes de entrar a la cancha y quedarse de nuevo con el campeonato, tras resultar campeones en 2016.

Su hermano, Alejandro Bedoya Aguirre, destacó el esfuerzo del equipo para llegar al juego final, mucho más cuando la semifinal se disputó contra Fundación Panamá, un conjunto al que denominó como muy fuerte, a pesar de su poco tiempo de existencia, y con muy buenos jugadores, a los que superaron 9 a 7 gracias a su experiencia para enfrentar partidos difíciles.

Javier Plazas Muñoz, integrante de la Universidad del Tolima, y quienes vencieron 10 a 6 en la semifinal al Instituto Tecnológico Metropolitano, señaló que en este torneo se caracterizaron por ser un conjunto muy rápido y equilibrado en defensa y ataque, “pero el Poli tiene muy buenos manejadores y jugadores que van bien arriba y jugaron con pases largos”.



Última modificación realizada el 29/08/2017 10:43 por Edgar Alirio Realpe Usama