Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
Intranet EntrenosIntranet Entrenos / NoticiasNoticias 2017Noticias Entrenos / Agosto¡Antonio, gracias por el legado de vocación y servicio!
11/08/2017

Perfil

¡Antonio, gracias por el legado de vocación y servicio!


Además de sus profundos conocimientos sobre la Institución, Antonio Jaramillo se caracterizó por el amor, el humor y dedicación que ponía en sus labores.

• La comunidad docente y administrativa de la Universidad lamenta la partida de Antonio Jaramillo Palacios, un eafitense que no solo brindó sus servicios a la Institución durante 35, sino que inspiró a colegas y amigos a continuar su legado.

• Docentes eafitenses y compañeros le rinden un homenaje, y lo recuerdan por sus contribuciones al crecimiento de la Institución en sus facetas profesional, humana y social. Este martes 15 de agosto, a las 11:00 a.m. en el Auditorio Fundadores, se realizará una eucaristía en su memoria.

Los de tiempo completo y los de cátedra; los que estudian en el exterior y los que regresaron con sus títulos de doctorado o maestría; los nuevos docentes y los que ya se encuentran disfrutando de su jubilación… Como asistente de Asuntos Profesorales de la Dirección de Desarrollo Humano-Bienestar Universitario, Antonio Jaramillo Palacios conocía a casi todos los docentes eafitenses por su nombre, atendía sus solicitudes, solucionaba sus inquietudes y, en muchas ocasiones, se convirtió en un amigo y confidente.

Por eso no es raro que hoy, tras su partida, Gabriel Jaime Arango Velásquez, director de Docencia de la Universidad, mencionara que este eafitense deja a muchos “huérfanos” en el cuerpo profesoral de EAFIT.

“En los 17 años que he estado en la Universidad fui muy cercano a él, e incluso fui su profesor mientras cursó la especialización en Gerencia Estratégica de Costos. Siempre voy a recordar su alegría, entusiasmo, diligencia y, sobre todo, su consejo”, señala, por su parte, Ricardo Uribe Marín, jefe del Departamento de Organización y Gerencia. 

Pero además de los docentes que tuvieron la oportunidad de contagiarse de la vitalidad, la tranquilidad, la integridad y el profesionalismo de Antonio, sus compañeros de la Dirección de Desarrollo Humano-Bienestar Universitario, y todos los empleados que lo conocieron durante sus 35 años de vinculación en la Institución, también exaltan su compromiso y dedicación como una huella que permanecerá indeleble en sus memorias.

La honestidad y la transparencia en que cada tarea que emprendía; su faceta humana y social, su amabilidad y su paciencia; y su capacidad para entender las necesidades de los otros y ayudarlos a encontrar una solución hacen parte de las muchas cualidades que enumera Luz Amparo Posada Ceballos, directora de Desarrollo Humano- Bienestar Universitario, y quien tuvo la oportunidad de trabajar con Antonio durante varios años.

“Él aportaba la parte divertida al equipo de trabajo porque tenía muy buen humor y ponía la nota alegre en la hora del almuerzo. Eso indica la calidad de ser humano que era”, señala la directiva. 

En la parte profesional, Luz Amparo agrega que siempre entregó sus conocimientos al servicio de la Institución, y se caracterizó por el amor y la pasión que ponía en su cotidianidad.

“Le deja a la Universidad un ejemplo de servicio y de responsabilidad. Antonio empezó su recorrido en EAFIT en el área de Tesorería hace más de 30 años, se formó profesionalmente en la Universidad, y fue avanzando y creciendo con los años. Esa historia permite inferir su capacidad de querer más, de superarse en lo personal y profesional; y de dar siempre lo mejor de sí”, puntualiza la eafitense.

El ejemplo de hacer las cosas siempre con amor

Después de la construcción de su casa en Guarne, y que se convirtió en uno de sus mayores motivos de orgullo, para su esposa Lufedina Correa y sus hijos Alejandro y Gregorio, Antonio José Jaramillo Palacios puso la mira en una meta más ambiciosa: la construcción de un taller a partir de botellas recicladas. Proyectos personales como estos evidenciaban el carácter de un eafitense que cumplía todos los objetivos que se planteaba.

Y así también lo hizo en los diferentes cargos que ocupó este contador público, y especialista en Finanzas y en Gerencia Estratégica de Costos durante más de tres décadas de labores en la Institución, y en los que tuvo la oportunidad de  desempeñarse como auxiliar de Tesorería, auxiliar de relaciones laborales, coordinador de nómina, jefe de Servicios Generales, coordinador administrativo del Departamento de Desarrollo de Empleados y, durante los últimos años, como asistente de asuntos profesorales.

La vida, la experiencia y la tranquilidad que irradió en todo ese tiempo lo convirtieron en un amigo con el que siempre se pudo contar, y en un compañero que tenía la solución o el consejo oportuno. 

“Nos deja un gran vacío, pero también la inspiración de ayudar siempre a los otros”, comenta Olga Granados Rodríguez, analista de la Dirección de Desarrollo Humano-Bienestar Universitario. 

Como una manera de exaltar toda una vida de vocación y de servicio la Universidad invita a toda la comunidad eafitense a preservar la memoria de Antonio y a mantener vivo el camino que sembró con la semilla de la entrega y el disfrute, y la pasión por todo lo que se hace. 

Eucaristías en su memoria

Aquellas personas que deseen acompañar a la familia de Antonio Jaramillo en la eucaristía que se celebrará en su nombre, podrán asistir este sábado 12 de agosto, a la 1:30 p.m. en la parroquia Nuestra Señora del Carmen (de Sabaneta), ubicada en la calle 58 sur # 42-99.

De otro lado, este martes 15 de agosto, a las 11:00 a.m., en el Auditorio Fundadores se ofrecerá una eucaristía por este eafitense.


Última modificación realizada el 14/08/2017 10:00 por Edgar Alirio Realpe Usama