Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
Intranet EntrenosIntranet Entrenos / NoticiasNoticias 2015SeptiembreLa Fiesta del Libro tendrá un premio en homenaje a León de Greiff
17/09/2015

Espacios, cultura y bien​estar

​La Fiesta del Libro tendrá un premio en homenaje a León de Greiff

leon-de-greiff-sec730.jpg

Además de presentar el premio, Juan Luis Mejía Arango, Héctor Abad Faciolince, María del Rosario Escobar y Eduardo Arias Villa recordaron al poeta.

El miércoles 1​6 de septiembre, durante la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín, se presentó el Premio León de Greiff al mérito literario. 

Se otorgará por primera vez en 2016 a un autor iberoamericano, cuya obra haya sido escrita en español, portugués o catalán. 

La figura del poeta León de Greiff, impresa en fotografías a blanco y negro, adornó el café en el que, el miércoles 16 de septiembre, se sentaron a conversar sobre él Juan Luis Mejía Arango, rector de EAFIT; Héctor Abad Faciolince, director del Centro Cultural Biblioteca Luis Echavarría Villegas; María del Rosario Escobar, secretaria de Cultura Ciudadana de Medellín; y Eduardo Arias Villa, periodista y pariente del literato. 

El premio es convocado por EAFIT y la Alcaldía de Medellín, en asocio con la Fundación Taller de Letras Jordi Sierra i Fabra y el patrocinio del Grupo Argos y Celsia. En la presentación del galardón, que se hizo en el desarrollo de la Fiesta del Libro y la Cultura de Medellín, Héctor Abad Faciolince contó que al maestro León de Greiff no le gustaban mucho las cosas que llevaban su nombre, sin embargo, este reconocimiento tiene un precedente. 

“Este premio, como muchas cosas buenas y malas de este país, nace el 9 de abril de 1948. Ese día el arquitecto colombiano Carlos Celis, era perseguido por el gobierno, y León de Greiff le ayudó a hablar con el cónsul de Chile, donde le dieron asilo. Celis viajó a Venezuela y en los años 70 fundó en Caracas el premio Bienal de Poesía León de Greiff, con el que el poeta estuvo muy de acuerdo”, comentó Héctor. 

Aunque todos los festivales literarios y las ferias del libro de muchos países tienen premios literarios importantes, Héctor dijo que a la Fiesta del Libro de Medellín le hacía falta un premio literario importante, por lo que se pensó que ese premio, que ya no se estaba dando en Venezuela, se debía empezar en la ciudad, con el nombre del poeta más importante de Medellín. 

“El premio que hoy estamos lanzando se va a dar todos los años durante la Fiesta del Libro, y entregará 30 millones de pesos en los años pares a un poeta y en los años impares a un narrador -un novelista o cuentista-. Más que un concurso es un premio de reconocimiento a la obra de un poeta y de un narrador, y hemos querido que los candidatos se postulen a través de bibliotecas de todo Iberoamérica”, explicó. 

El premio se le concederá a cualquier escritor vivo que haya creado su obra en castellano, en portugués o en catalán, y para escoger al ganador de cada año habrá un jurado internacional de cinco escritores y críticos literarios postulados por las bibliotecas. 

“La Fiesta del Libro y la Cultura presenta con mucho orgullo el Premio León de Greiff al Mérito Literario que le dará calidad internacional a este encuentro que se prepara con tanto amor y que no descree en el poder benéfico de las palabras”, mencionó María del Rosario Escobar, secretaria de Cultura Ciudadana de Medellín. 

Para recordar al grupo de Los Panidas, una revista que según Héctor es fundamental para entender las vanguardias poéticas en Antioquia y en Colombia, el rector Juan Luis Mejía Arango mencionó la unión de 10 editoriales universitarias para hacer una edición común llamada la Colección Bicentenario, que se terminará este año y cuyo último número será una reedición facsímil de Los Panidas, una revista que para él, de alguna manera, rompió los cánones tradicionales de la literatura en Colombia.

Poeta de é​poca

El café tenía una barra de madera, un gramófono, una mesa con sillas de metal y los colores y artilugios propios de un lugar anacrónico de bohemia. No era un café normal. Era un set para recrear uno de los lugares que solía frecuentar León de Greiff, quien, según Faciolince, tenía una doble vida. 
“Tenía una vida diurna como empleado ejemplar -acontista del Ferrocarril de Antioquia y de la Contraloría- y una vida nocturna dedicada al café y a la poesía”, relató el escritor.  

El Rector reconoce que fue en el ambiente de los cafés donde se hizo buena parte de la literatura en el país. Por eso allí, no solo se conversó en torno a León de Greiff, también de los 120 años de su nacimiento, los 100 años de fundación de la Revista Los Panidas y los 20 años del fallecimiento de Otto de Greiff. 

Eduardo Arias Villa trajo de su memoria infantil los recuerdos de León de Greiff, el hermano de su abuela paterna con quien compartía todos los domingos cuando se reunían para almorzar en casa de sus abuelos. 

En Eduardo, de Greiff aparece como un personaje muy complejo, al que le tenía miedo por su tosquedad pero a su vez representaba el orgullo familiar: el apellido de Greiff era como un escudo de nobleza. 

“Me atraía mucho porque era un poeta famoso pero a su vez era una persona con la que era muy difícil hablar. Otto era una persona mucho más abierta y accesible. La imagen que yo tengo de León de Greiff y que he conservado, de alguna manera es indirectamente a través de su contraste con Otto de Greiff”, mencionó Eduardo, quien contó que le debe mucho al poeta en su formación musical.​
Última modificación realizada el 18/09/2015 8:18 por Bibiana Andrea Mona Giraldo