Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión
Intranet EntrenosIntranet Entrenos / NoticiasNoticias 2014JunioActualidad eafitense / Dos aulas de EAFIT Pereira ahora llevan el nombre de Jaime Giraldo y Roberto Arenas

​Actualidad eafitense

Dos aulas de EAFIT Pereira ahora llevan el nombre de Jaime Giraldo y Roberto Arenas

​Dos aulas de este espacio institucional llevan los nombres de estos dos exdirectores que entregaron a Pereira y al Eje Cafetero una Universidad de alta calidad. En la imagen el Rector, acompañado de los familiares de Jaime y Roberto.

​• El lunes 9 de junio, a las 6:00 p.m., se realizó un homenaje a Jaime Giraldo Cardona y Roberto Arenas Mejía, exdirectores de EAFIT Pereira, cuyos nombres estarán, desde ahora, en dos de sus aulas.

• Al evento, que presidieron Juan Luis Mejía Arango, rector de la Institución; y Ana Tulia Gutiérrez Buitrago, directora de EAFIT Pereira, también asistieron familiares, empleados, estudiantes y egresados.

Una presencia sólida y que tiende a extender su oferta de calidad a todos los rincones del Eje Cafetero es la que tiene ahora EAFT Pereira, un lugar que se destaca no solo por sus posgrados, educación continua e idiomas, así como por proyectos de consultoría, sino que es reconocido como punto de encuentro para el aprendizaje de empresarios líderes, jóvenes y niños de la región.
 
Pero este espacio, ubicado en el Megacentro Pinares, no sería lo que es sin la visión y entrega de dos hombres que entendieron lo que llegaría a ser EAFIT para la capital de Risaralda. Fue por ellos que la proyección de la Institución en esta zona del país es hoy reconocida y está en el camino del crecimiento.
 
Por esto, el lunes 9 de junio, a las 6:00 p.m., se realizó un homenaje a Jaime Giraldo Cardona y Roberto Arenas Mejía, exdirectores que entregaron gran parte de su vida al proyecto eafitense en esta ciudad. En el evento se inauguraron dos aulas que llevarán sus nombres.
 
Allí hicieron presencia Juan Luis Mejía Arango, rector de la Institución; Ana Tulia Gutiérrez Buitrago, directora de EAFIT Pereira; las familias de los exdirectores, así como empleados docentes y administrativos, estudiantes y egresados.
 
“Tanto Jaime Giraldo como Roberto Arenas fueron hombres de gran convicción y amor por su ciudad, quienes, además, tuvieron el empuje suficiente para creer en el proyecto educativo de la Universidad y en el beneficio de tener programas de alta calidad en el Eje Cafetero y el Norte del Valle”, comentó Ana Tulia.
 
Antes de recorrer las instalaciones los asistentes escucharon las palabras de Jaime Andrés Giraldo, hijo de Jaime Giraldo; y María Arenas González, hija de Roberto Arenas, quienes hablaron de la vida y del legado que dejaron sus padres.
 

Dos visionarios

La reflexión constante sobre los asuntos locales y regionales convirtió a Jaime Giraldo Cardona en alguien que supo acompañar los procesos empresariales y académicos del departamento de Risaralda.
 
Y, como egresado del programa en Administración de Negocios de EAFIT, comprendió la importancia de la educación como motor de progreso. Por eso, se unió a un grupo de colegas y amigos de la Universidad para abrir, en 1978, la especialización en Finanzas en Pereira, sin saber que con esto edificaba los cimientos de una nueva institución de educación superior en la región.
 
Más tarde, alcanzó el sueño de contar con una sede, en 1995, a través del alquiler de una casa en la avenida Circunvalar y, de manera posterior con el inicio de las gestiones para edificar una sede propia.
 
De otro lado, el carisma, la integridad y el liderazgo de Roberto Arenas Mejía, quien desde que era estudiante de Administración de Negocios supo cosechar éxitos en los proyectos que emprendió, son las cualidades que lo definieron.
 
Después de su paso por cargos públicos y privados de alto nivel, este eafitense le apostó a la educación, convencido de que esta era el centro del desarrollo humano y social. Por eso, se vinculó como director de EAFIT Pereira en 2008.
 
Entre sus mayores logros se destaca la entrega al triángulo del café de una sede con una infraestructura física y unos recursos acordes a las necesidades de esta región. Sin embargo, quienes lo conocieron lo recuerdan, más allá de su impecable trayectoria profesional, por haber hecho de su equipo de trabajo un grupo de amigos.
 
Así, estas aulas que hoy llevan sus nombres cobran, desde ahora, un nuevo significado. Son la muestra del trabajo incansable de estos dos visionarios que entregaron a Pereira y al Eje Cafetero una Universidad abierta al mundo.
Bibiana Andrea Mona Giraldo
Última modificación realizada el 12/06/2014 9:40 por Bibiana Andrea Mona Giraldo