Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Inicio de sesión

Aprendizaje / Dirección de Formación Integral Skip Navigation Linksexcelencia-docente-2016 Excelencia Docente 2016

Excelencia Docente 2016

Premio de Excelencia Docente en 2016

Por su labor académica de alta calidad, EAFIT volvió a destacar el compromiso y entrega de los docentes eafitenses, como parte de la ceremonia del Día del Profesor donde, el 11 de mayo de 2017 en el Auditorio Fundadores, entregó el Premio a la Excelencia Docente 2016.
Así, en una tarde de música, premios y muchos aplausos, se hizo un homenaje que resalta el papel transformador de la educación, representado en estos eafitenses:


Diego Alonso Agudelo Rueda

Escuela de Economía y Finanzas

Tomar una decisión que pueda afectar un banco o, por el contrario, aportar conocimientos y experiencias para la solución de una crisis económica mundial. La diferencia la puede hacer un profesional que valore el matiz humano de las finanzas, que sea ético e integral, que no piense únicamente en su beneficio individual y que, sobre todo, haya contado durante su formación con un docente que le inculcara la necesidad de contribuir con la construcción de una sociedad más justa y equitativa. 
Es una fortuna, entonces, tener en EAFIT a Diego Alonso Agudelo Rueda, un docente que, desde hace 18 años, ha llevado este mensaje a través de sus asignaturas de renta fija, renta variable e inversiones, así como en su labor como coordinador del Grupo de Investigación en Finanzas y Banca. Cada clase de este ingeniero mecánico y especialista, magíster y doctor en Finanzas es un "encarrete" para sus estudiantes, quienes destacan su labor como inspirador, motivador y mentor, pero también son un tributo a su padre Óscar Agudelo, un docente de colegio que sembró en él, desde temprano, la pasión por crear y compartir el conocimiento. 


​​​
​​

José Alberto Toro Valencia

Escuela de Derecho 

En estos 16 años las clases de José Alberto Toro Valencia han crecido, cambiado y evolucionado, y los nervios y la rigidez de los primeros años han dado paso a la experiencia, la cercanía y el buen humor que lo convierten en un docente amable y cercano. Así interactúa, todos los días, con los estudiantes de tercero y noveno semestre en una labor que le ofrece retos profesionales todos los días; con los de tercero porque tiene la tarea de motivar la pasión en el recorrido que apenas comienzan, y con los de noveno porque está la responsabilidad de complementar su formación antes de que se enfrenten al terreno laboral. Y en esa labor, según sus estudiantes, se destaca por la articulación que hace de la teoría con los ejemplos de la vida cotidiana. 

En un mundo tan convulsionado en los temas de derecho internacional y Derechos Humanos –sus campos de interés-, el verdadero reto de este abogado, magíster en Derecho y en Ciencias Jurídicas, y doctor en Derecho es construir con sus estudiantes una visión crítica, constructiva y propositiva que les permita conocer lo que sucede en el contexto mundial, y entender la importancia de sus contribuciones para cambiarlo desde la academia y la investigación. 


​​​
​​

Jaime Leonardo Barbosa Pérez 

Escuela de Ingeniería

Que no los engañe el acento fuerte y marcado de su natal Ocaña (Norte de Santander) porque aunque la fama de alta exigencia de sus clases lo precede, una vez los estudiantes culminan sus cursos han ganado un amigo y un consejero para toda la vida. Instituciones como la Universidad Pontificia Bolivariana, la Universidad de Antioquia y el Pascual Bravo tuvieron la oportunidad de contar con este ingeniero mecánico en los inicios de su carrera. Y, desde hace 20 años, EAFIT cuenta con el apoyo de Jaime Leonardo Barbosa Pérez en la labor de formar a los futuros ingenieros del país con paciencia, buena disposición y una preocupación real por cada uno de ellos. 


Y como las máquinas, esas que enseña a crear en sus clases de dibujo técnico y estática, el recorrido profesional de este especialista en Diseño Mecánico y magíster en Ingeniería funciona como un engranaje perfecto entre academia, investigación y vocación docente, lo que le ha permitido contribuir en la creación y montaje de los laboratorios de Ingeniería de Procesos y de Sismorresistencia, y en algunas de las patentes diseñadas por el Grupo de Investigación en Mantenimiento Industrial (Gemi). 


​​​
​​

Daniel Ignacio Velásquez Prieto

Escuela de Ciencias

La física, como la ciencia exacta que es, se puede aprender desde el lenguaje matemático y el rigor científico. Y ese cúmulo de expresiones y métodos carecerían de valor si el estudiante no puede asociarlas con su entorno. Por ese motivo las clases de Daniel Ignacio Velásquez Prieto están llenas de conceptos, ejemplos y lecciones prácticas que entrega con generosidad intelectual y que permiten entender no solo la complejidad del mundo físico, sino que lo vuelven tangible, despertando en sus alumnos un gran interés por sus cursos. Para este físico y magíster en Ciencias Físicas los libros siempre ofrecerán la posibilidad de repasar una fórmula, pero el verdadero conocimiento es el que uno se lleva para la vida.

En una Universidad que cumple 57 años, haber pasado 30 como docente de esta es toda una vida. Y en ese camino, Daniel Ignacio ha participado en logros como la creación del pregrado en Ingeniería Física, la creación del Grupo de Investigación en Óptica Aplicada, la fundación de la Escuela de Ciencias, y la Universidad de los Niños desde que este programa eafitense inició. Hoy, muchos de los que alguna vez fueron sus estudiantes son colegas, investigadores y profesionales, y con ellos ha estrechado lazos, ha compartido sus hallazgos en el campo de la física y ha unido esfuerzos para divulgar la ciencia y seguir fortaleciendo la comunidad académica y científica del país. 


​​​
​​

Adolfo León Maya Salazar

Escuela de Humanidades

La gratitud que siempre sintió por los docentes de su pregrado en Sociología en la Universidad Pontificia Bolivariana -especialmente por la docente Gloria Zuluaga-, y la admiración por los grandes maestros que conoció a través de libros y lecturas abonaron los inicios de Adolfo León Maya Salazar en el camino de la docencia; una trayectoria que continuó cultivando y fortaleciendo todos los días con su pasión por el conocimiento y, sobre todo, con los nuevos interrogantes que se ha formulado en el camino.


A Adolfo no le interesa que alumnos y colegas lo vean como un caza verdades, sino, por el contrario, como un coequipero con el que pueden construir conocimiento, y esa coherencia se refleja en sus asignaturas, y en los roles que ha tenido como representante profesoral, jefe del pregrado en Ciencias Políticas, codirector del grupo de Investigación en Sociedad, Política e Historias Conectadas; e integrante del Comité de la Sala de Patrimonio Documental de la Universidad. Después de 14 años de labores en EAFIT, las preguntas siguen habitando a este magíster en Ciencias Políticas. Estas son su combustible, su motivación y el estímulo para mantener el compromiso metodológico, pedagógico y didáctico con sus estudiantes.